Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

» La Pequeña Política
Vie Ago 18, 2017 10:13 am por Diana Belmore

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Madre Rhoyne el Mar Jul 18, 2017 1:29 pm

Vientos primaverales



La Fortaleza Roja volvía a vestirse de gala con motivo de celebración. Volvía, tras meses de guerra, rebeliones y muertes, muchas muertes. Y cambios, sobre todo. Porque las siete puertas de Desembarco del Rey se habían abierto a la nobleza ponienti una vez más, tras meses, y largas comitivas habían desfilado por toda la ciudad en dirección a la Alta Colina de Aegon, como antaño; y a su vez, diferente. La celebración del decimosexto día del nombre del Príncipe Viserys llamaba a ser a priori algo alegre, pero en contraste reinaba un clima enrarecido. Lobos, truchas, halcones. Faltaban muchos.

La hospitalidad del Rey Aerys abrazó a todos los invitados, incluso a los más tempraneros, llegados días antes a aquella decimoquinta jornada de la séptima luna. El Salón del Trono sin trono, para invitar a un mayor aprovechamiento del espacio, había sido ornamentado para la ocasión. Dragones tricéfalos rojos sobre negro en decenas de estandartes decoraban las paredes, y los colores de la Casa Targaryen, gules y sable, coloreaban superficies y detalles. Se habían dispuesto sillas y mesas, repletas de víveres más que suficientes para todos los presentes, y los mayordomos, con sus bandejas repletas de bebidas, estaban ya preparados en vísperas del comienzo de la celebración. Al final de una de las mesas, céntrica, se guardaba sitio para la familia real y en especial para uno, el sexto hijo de Aerys Targaryen, único varón vivo.

Cuando el sol comenzó a caer, las puertas del salón se abrieron. Los invitados comenzaron a entrar, de uno en uno, parejas o en grupo, el Salón del Trono no tardó en estar lleno. Tampoco tardaron en llegar el Príncipe Viserys y el resto de la familia real, incluso el Rey. Aerys Targaryen destacaba por su carencia en cordura en diversas circunstancias, pero no era idiota. Había apostado soldados por toda la sala; también en los exteriores, por toda la fortaleza. Era precavido. Los bardos se atrevieron con las primeras canciones, con tal de amenizar la velada. La fiesta había comenzado.

Importante

Regla básica:
Nos reservamos el derecho de incidir sobre el destino de alguno/s de los personajes implicados en esta trama, si las circunstancias se dan. Recordamos que Leyenda de Hielo y Fuego es un foro de rol bélico y conspirativo, y aunque no exista riesgo de muerte, quedan avisados. Y ante todo, disfruten de la fiesta.




ice & fire
MPPerfil

our world will tremble in ice and fire

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
173

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Ashara Dayne el Mar Jul 18, 2017 4:33 pm

Vientos Primaverales
Cumpleaños de Viserys




Los ojos violáceos de Ashara observaron el gran salón frente a ella con el mismo asombro de la primera vez. Por más tiempo que pasara, ella no podría dejar de asombrarse. Pero a todo aquello se le unía el sentimiento de que faltaba algo, de que todo estaba mal. Miró a su alrededor y bajó su mirada al ver que no estaban los escudos de armas de los Stark, de los Tully ni los Arryn. Tampoco estaba su princesa, tampoco el príncipe dragón.

Ni Eddard.

Nunca creyó vivir para ver un mundo como aquel. Un mundo donde tantas personas habían fallecido por tomar malas decisiones o por simplemente ser víctimas de las malas decisiones de otros. Imaginó que ese era el saldo por estar involucrado en aquel tablero gigante llamado juego de tronos.

Caminó con sus hombros en alto, recordando que fuera como fuera ella era una Dayne de Campoestrella. Su tristeza y miseria la continuarían esperando en su hogar, no allí. No allí donde la gente la miraba por haber sido la doncella de la princesa suicida. Por Elia, ella debía mantener la frente en alto.

Y por Arthur, ella debía parecer como la persona más fiel a la causa Targaryen.

Se escurrió por el salón, su mirada buscando la de Arthur. Él debía estar por allí. Su hermano no dejaría pasar un torneo como aquel. Mordió su labio inferior, elevándose en las puntillas de sus pies. Si bien aún no sabía como sentirse respecto a su hermano que había sido partícipe en todas las locuras cometidas por el Príncipe Rhaegar, eso no significaba que ella no le amase. Esperó ver si lo encontraba, para por lo menos saludarle y asegurarse de que estaba bien...


avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
86

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Ysilla Royce el Mar Jul 18, 2017 5:47 pm

Vientos Primaverales
Cumpleaños de Viserys



La celebración del cumpleaños del Príncipe Viserys había llegado, y con ello un sin número de emociones. Estaba ansiosa y deseosa de entrar al salón y ver a todos los nobles de Poniente, pero por otro lado, estaba irritada y estresada. Su irritación era producto de que el vestido que había seleccionado para la noche lo había tenido que cambiar porque aún tenía presente los moretones que su padre le había producido en sus brazos un par de días atrás. Se había tenido que conformar con un vestido de mangas largas color púrpura, que si bien le quedaba a la medida, no era el que ella deseaba. Su cabello castaño caía en ligeras ondas por toda su espalda, y en ocasiones uno que otro mechón iba a parar al prendedor-escudo de la casa Royce que reposaba en el lado derecho de su pecho. Su estrés, por otro lado, venía a causa de que sería vigilada constantemente. Si bien no andaba con su doncella de compañía de veinticuatro horas los siete días, eso no impedía que estuviera libre. A sus dos lados tenía a dos sombras.

Lord Yor y Ser Yhon.

"Pasa desapercibida, pasa desapercibida," se repetía como un mantra mientras seguía a los dos hombres por el salón. Lo último que necesitaba era que Lady Belmore fuera hasta ella a reclamarle sobre el envío. Ysilla frunció los labios. Aquello no vendría tan mal para ella, después de todo. Su padre le había prometido que no olvidaría aquella ofrenda. Pero bueno, daba igual. Mientras estuviera junto a su padre y hermano, al menos sabía que estaría bien y no tendría problemas. No deseaba volver a encontrarse con aquel lado oscuro de su padre, y mucho menos necesitaba otro juego de moretones en sus brazos, o peor, en su cara.

—Iré por algo de tomar,— avisó modestamente, haciendo una ligera reverencia a su padre y lord. Por suerte, Yor no puso peros debido a que se encontró con algún amigo del pasado, a quién le presentó a su primogénito y heredero. Sin más, se retiró a buscar algún tipo de copa con vino que fuera capaz de bajarle la ansiedad.


avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1643-ysilla-royce#
Mensajes :
205

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Syreo de Volantis el Mar Jul 18, 2017 6:18 pm

Syreo asistía a aquella celebración algo incómodo, no acostumbraba vestir con trapos finos como el mismo le decía a las prendas elegantes que habitualmente usaban los nobles y grander personalidades de Poniente, sin embargo esta situación lo ameritaba y había cumplido, por supuesto siempre portando algo que le permitiera defenderse. Se había adelantado a Stannis para hacer una revisión de seguridad previa, y como era de esperarse había mucha seguridad Targaryen, soldados en el salón, en las puertas y en los pasillos. Dió un rápido vistazo alrededor y vió a los primeros invitados en llegar, algunos blasones y escudos de armas los reconocía, otros no pero suponía que eran igual de importantes. De las paredes colgaban sendos pendones con el escudo del dragón tricéfalo que adornaban el lugar, dejando muy bien en claro quien es el que manda.

Esa era una de las costumbres que mas llamaba la atención del sacerdote rojo, respecto a la cultura ponienti, el alardear del poder que se ostenta haciendo demostraciones estéticas, casi teatrales de los recursos con los que se cuenta, y no era una práctica exclusiva del Rey, todos los señores que había conocido en compañía de Stannis, al momento de recibirlo lo atendían fastuosamente, intentando demostrar que en su casa no se pasan pellejerías, como las que pasa el pueblo desnutrido y macilento. Unos segundos despues se dio cuenta de que sus pensamientos lo habían distraido de su labor, por lo que rapidamente se los sacudió de la cabeza.

Revisó la disposición de las mesas calculando aproxiadamente donde se sentaría Stannis, por su cargo de seguro sería en una de las mesas principales, por lo que reviso disimuladamente las cercanías, moviendo algunos pendones intentando descubrir algún arma oculta o algun otro factor de peligro para el Consejero de Edictos. De vez en cuando saludaba a aquellos con quienes se cruzaba, con una sonrisa cortes o una inclinación sutil de cabeza.


avatar
Pueblo Llano
Ver perfil de usuario
Mensajes :
74

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Roland Lefford el Mar Jul 18, 2017 8:12 pm

Era una situación lamentable, no el hecho de aquella fastuosa celebración sino más bien lo que representaba, de estar todavía en guerra aquel destejo no se habría llevado a cabo, al menos no en aquellas proporciones. El primer banquete sin importar el motivo con el cual se excusase solo tenía un significado, la época del derramamiento de sangre quedaba atrás dando paso a un periodo de paz, al menos en lo que al levantamiento de armas respectaba, pues la paz era solo un manto que encubría otro tipo de conflictos, unos más sutiles y que ese día en la Fortaleza Roja comenzarían a forjarse nuevos capítulos de sus anales. Un torneo era un triste reemplazo del campo de batalla, pero era lo que había y se había inscrito de todas formas.

La comitiva de Colmillo Dorado era como siempre pequeña, a Roland no le agradaban los cortejos demasiado aparatosos ni los excesivos despliegues de opulencia. Si había traído a sus dos hijas a la celebración, quienes caminaban junto a su septa unos pasos más atrás de Lord Lefford, su interes en ellas, incluso en su heredera, no era demasiado, pero estaba bien exhibirlas bajo esas circunstancias por si le llegaba algún ofrecimiento interesante. La decoración del salón había cambiado bastante de la última vez que albergase a representantes de los siete reinos, tres de los estandartes de las "grandes casas" habían sido reemplazados y de haber tenido algo más de tiempo o suerte, quizas habría un cuarto que no estaría representado ahí ese día.

La gente mantenía una distancia prudente de su comitiva, y no era su encanto personal ni las historias que le rodeaban las que mantenían la distancia esa vez, sino que su procedencia, nadie quería mantener demasiado contacto con la gente de Occidente tras lo sucedido en sus costas, la plaga aún no se había acabado y la presencia de los occidentales de seguro tenía a más de alguno con los pelos de punta, pudo ver a más de alguna dama llevar un pañuelo hasta su boca al verles pasar. Roland no le dedico palabra alguna a nadie, pero si busco con su mirada en la mesa principal a "sus nuevos vecinos", en su bolsillo todavía guardaba un recuerdo de su última visita a Aguasdulces y todavía se debatía entre utilizarlo o no, quizas si estaba aburrido.
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1662-roland-leffor
Mensajes :
24

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Garth Hightower el Mar Jul 18, 2017 8:39 pm

Vientos de Primavera. 1era Trama global
Día 15 | Mes 7| Año 284| Desembarco del Rey

El viaje desde Antigua hasta Desembarco del Rey no era accidentado. El Camino de las Rosas era un pasaje seguro por el que una comitiva importante podía moverse sin inconveniente alguno, y así lo hicieron Garth y Slava. Su caravana consistía en el vagón de suministros y la carreta donde llevarían a Gabranth y a los sirvientes, los guardias personales del Señor del Faro y poco más. No hubo contratiempos y, en general, fue todo demasiado aburrido para el gusto de ambos esposos. Incluso el pequeño heredero se había aburrido de mirar todo con ojos fascinados y había bostezado en más de una ocasión para solamente dormir.

Pero allí estaban, en la capital del Reino con sus malos olores y su superpoblación, con la pompa y los lujos resaltando con la miseria y el hambre. Cosas normales en el juego de tronos, alguien debía perder para otros ganar… incluyendo los más carenciados y eso no lo discutía el Hightower, sino la mala administración alrededor de semejante urbe. Él sabía lo que era vivir en una ciudad importante después de todo y agradecía que Antigua no se pareciera a ese pantano. Pero no expresó nada de sus pensamientos en voz alta, simplemente habían sido acogidos en una buena taberna cerca de la Colina de Aegon, puesto que se resistía a hospedarse en el mismo lugar que un Rey demente, y al día siguiente asistieron a la celebración del día del Nombre del Príncipe… que no era heredero justamente.

Ingresaron de la mano con Slava al Salón del Trono, ignorando los protocolos ponientis de escoltar a la dama del brazo. Ya habría tiempo para eso, pero no pretendían mostrar lo diferentes que eran como matrimonio, simplemente era natural en ellos. Garth vestía en regio gris y blanco, decidiéndose por telas de Pentos para conformar su camisa y pantalones, con botas y chaqueta de cuero caro y trabajado de forma tal que las punteras estuvieran tachonadas en acero. El símbolo de los Hightower estaba en su sello que llevaba en la mano zurda, y también colgaba entre alguno de los estandartes del Salón del trono.

El lujo de la celebración se respiraba en cada rincón, pero había algo más… como el dulce aroma de la enfermedad, que teñía esa noche. “La creme de la creme reunida en un molde adecuado a ella.” Murmuró con sarcasmo el Señor del Puerto a su esposa mientras bajaban las escaleras al piso bajo del Salón del Trono. “Creo que veo caras y banderas conocidas… ignorando claro el Dragón de Tres cabezas que, si nos descuidamos, estarán hasta en las letrinas.” Siguió en su afirmación, pero como una broma pasajera. “Esa no es Lady Ashara Dayne?” le preguntó a Slava, señalando con el mentón en dirección a la mujer mencionada. Su esposa había sido conocida, o amiga, de Ashara y ni hablar de los Martell con quienes seguía manteniendo un contacto cercano, casi de hermanos.

Mientras tanto, Garth barrió con la mirada el resto del salón, en búsqueda de más rostros familiares o, al menos, estandartes reconocibles estampados en ropajes. Por otro lado, no tocó el vino hasta comprobar que varios otros bebieran y comieran… saludablemente.


avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t751-garth-hightowe
Mensajes :
147

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Lysa Baratheon el Miér Jul 19, 2017 7:08 pm



Familia, Deber y Honor


Era la primera vez que se mostraría en un evento realizado en Desembarco del Rey. Sus ropas trataron de ser discretas dentro de todo, pero el vestido elegido poseía un escote marcado en detalles de bordados verdes, en perfecto contraste a su cabellera roja. Pensaba que el celeste le quedaría mejor a Catelyn y, sin darse cuenta de las razones, se vio a sí misma pensando en su hermana mientras acomodaba sus cabellos y bucles con ajuares que destacaban la belleza de sus facciones, heredadas de su madre.

Tenía miedo, era cierto. Hablar con Stannis respecto a ello sería una pérdida de tiempo puesto que él nunca entendía por qué ella no estaba a gusto en la Fortaleza Roja. Lysa creía, absurdamente, que ese ambiente malsano era algo que él de alguna forma disfrutaba.

Se colocó la joyería que había recibido durante sus años como esposa Baratheon y se observó largamente frente al espejo para luego asumir el papel que realizaría esa noche: No morir de miedo.

Presentarse en aquel salón fue una de las tareas más difíciles que había enfrentado nunca, imaginando que cada paso que daba sobre el marmolado suelo la llevaba, también, a una horca. Deseaba ignorar por completo a aquellos cuyos rasgos fuesen de dragones y buscar con su rostro a algún miembro de la familia de su esposo. Y antes de darse cuenta, su mente divagó en la primera vez que fue presentada en un salón como dama por Hoster Tully.

¿Dónde está padre?… pensó para sus adentros y sus pasos se congelaron. En aquel lugar lleno de personas, no estaría ni su padre ni su hermana y acababa de entender eso a pesar de lo mucho que le había costado prepararse mentalmente para el evento. Tampoco estaría su nana y menos Petyr, su mejor amigo y único amor. Estaba sola en medio de una multitud de terribles personas  donde, para su desgracia, también incluía a su esposo a veces.


avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1651-lysa-baratheo
Mensajes :
54

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Viserys Targaryen el Miér Jul 19, 2017 8:09 pm

A pesar de que supuestamente era la celebración de su onomástico, Viserys estaba plenamente consciente de que el ambiente que imperaba en la Fortaleza Roja en ese preciso instante era de todo, menos festivo.
Oh, por supuesto, había comida y bebida de sobra, había música, había una gran cantidad de invitados, todo lo necesario para que un banquete fuera todo un éxito. Sin embargo, ahí estaba la sensación. La sensación de miedo, incomodidad y aprensión.
Y el Príncipe no los culpaba. Lo más seguro era que muchos de los presentes hubieran apoyado a su hermano Rhaegar en su burdo intento de destronar a su padre. Y, si él estaba consciente de eso, estaba seguro que Aerys también lo estaría. Y su progenitor no era un hombre que se tomase las traiciones a la ligera.
Las ausencias también se hacían notar, en especial la de aquellos grandes señores que fueron destruidos por el poder de los Targaryen: Starks, Tullys, Arryns... El ambiente era tenso. Seguramente muchos de los presentes a aquella reunión serían leales a aquellos nombres y guardarían rencor hacia la Casa Targaryen. Pero...
¿Rencor porqué? ¿Con qué derecho el dragón era juzgado?
¡Eran traidores, por los Siete! ¡Se habían rebelado y habían perdido! ¿Qué esperaban? ¿Que Aerys Targaryen les tendiese un lecho de rosas en la muerte? ¿Qué les construyeran grandes monumentos para honrarlos? ¡Claro que no! ¡Se habían rebelado contra el Trono de Hierro y no habían logrado nada! No aceptar ese hecho era ser un mal perdedor.

El Príncipe se encontraba en la mesa central, junto a su padre y no muy lejos de la Querida del Rey, e intentaba parecer más interesado en la copa de vino y el plato de comida que tenía enfrente antes que en sus alrededores... Aún cuando era perfectamente consciente de ellos. Estaba consciente de la fuerte seguridad en la sala. Estaba consciente de la presencia de su padre tan cerca de él. Estaba consciente también del hecho de que con la tensión contenida que había, parecía que solo faltaba una chispa para hacer volar todo por los aires.
Sus ojos lilas observaron por un momento todo lo que tenía a sus alrededores, luego de un rato de fingido desinterés. Gente del Dominio, gente de Dorne (ante estos últimos, Viserys hizo una ligera mueca con la boca pero no dijo nada), del Valle y también de... ¿Occidente? ¿Qué hacían los occidentales allí? ¿Cómo es que habían sido invitados teniendo en cuenta el estado de sus tierras y la plaga que las asolaba?
Hizo suaves gestos con la cabeza y dirigió sonrisas corteses a aquellos que le cruzaban también la mirada y luego volvió su atención al vino, bebiendo un par de sorbos.
También era consciente de que era mejor no actuar de ninguna manera hasta que su padre no lo hubiera hecho. Seguía siendo el rey y era quien debía tener la primera palabra. Si él hubiera sido el primero en dirigir palabra a los invitados... Bueno, no creía que su destino fuese a ser mucho mejor que el de Rhaegar. A pesar de que desde su victoria el monarca pareciese más tranquilo, Viserys prefería no arriesgarse. Seguía siendo una fuerza a temer, después de todo. El chico suspiró, tomó la copa de vino entre sus dedos y le dio un sorbo amplio, degustando el delicioso líquido, tratando de distraer un poco su mente de lo que sucedía a su alrededor.
Pero en eso, fracasaba miserablemente. No le estaba resultando tan fácil autoengañarse como lo había sido hace unos años.
avatar
Realeza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
61

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Erik Lannister el Miér Jul 19, 2017 9:33 pm

Erik y Cersei Lannister vestían de la manera más vistosa, refinada y atractiva posible. Erik, por su lado, tenía un traje confeccionado no hace mucho por el mejor sastre de Occidente, con detalles en oro en los bordes de su camisa y botas de cuero. Y la leona, llevaba puesto un largo vestido escarlata, con un discreto escote tapado por un velo de lino, cerrado con una pieza de joyería de oro. Se podía decir que eran la pareja más pretenciosa en cuanto a sus atuendos.

Erik entró al salón escoltando a su hermosa esposa del brazo. Ambos, fingían una deslumbrante sonrisa, dejando atrás todo lo que estaba sucediendo en sus tierras, en un intento por alardear que tenían todo bajo control, cuando hasta ellos mismos sabían que no era así. Miradas y comentarios recayeron ellos como era de esperarse, y Lord Lannister no pudo sentirse mejor. Le agradaba la idea de despertar cierto interés en las personas.

Se acercaron a algunos señores y señoras importantes, para saludarles, recibir condolencias por Tywin y Jaime y uno que otro comentario. Pero pronto, Erik reparó en algo de lo que no se había percatado. Toda esa atención y la distancia mantenida por algunas personas, no era a causa de lo fascinantes que se veían. En todos los Siete Reinos se sabía de la plaga que azotaba Occidente. Y esa gente tomaba cierta precaución, les horrorizaba la idea de contraer esta peste. Su presencia ponía a más de uno nervioso en aquel salón. Tan rápido como llegó, esa emoción que había energizado al Lannister, se esfumó.

Cersei —murmuró a su esposa, por lo bajo—, ellos piensan que...

Lo sé —le interrumpió, apretando los dientes—. Sólo pretende que no es la gran cosa.

Asintió, y obdeció a su mujer volviendo a esbozar una sonrisa, pero esta vez, algo más forzada. Después de todo, era la celebración del onomástico del príncipe Viserys, y a pesar de la constante tensión que abrumaba el ambiente, la palabra celebración, no perdía su sentido.



Lord of Casterly Rock
Warden of The West
avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1677-erik-lanniste
Mensajes :
32

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Petyr Baelish el Miér Jul 19, 2017 9:50 pm

Vientos Primaverales
Día XV | Mes VII | Año 284 | Desembarco del Rey

El primer gran evento que sellaba la paz en Poniente, tras una etapa convulsa, había llegado y Meñique se mostró satisfecho. Antes de que empezara todo aquello estaba en una situación más desventajosa que ahora, de modo que bien podía brindar por todo lo sucedido. Catelyn, Hoster y Brandon habían desaparecido sin que él pudiera hacer nada y esto era algo que dejaba un vacío en su interior, un vacío cavernoso y rugiente, que sin duda le empujaría cada vez más en una dirección, de la misma manera que el hambre lo hacía para los pobres. Grandes Casas habían caído de la mano de sus pares, ahora deseaba que los grandes fueran derrocados por los pequeños. Pero para eso, se temía, antes habría que crecer un poco más.

Al ocaso todo estaba listo para empezar y fue entonces cuando el Heredero de los Dedos se presentó por allí. Aún tardó un poco en entrar y no fue de los primeros, siempre con discreción. Su túnica era túnica lisa, casi laminada, le cubría casi por entero las calzas y el cuello de la misma era alto, con un broche de plata que destacaba sobre la negra prenda. Los únicos adornos eran el cinturón y la capa corta, color granate, que le cubría un sólo hombro y que ponía el volumen al contrario que la túnica. Así es como se presentó el Recaudador del Oriente en el cumpleaños del Príncipe Viserys. A pesar que tratara de ser discreto era inconfundible: con sus rasgos tan afilados como sus vestimentas, sus andares seguros y la cadencia de su masticar portando en la boca una hoja de menta que desde luego no era lo único en él que desprendía un aroma agradable.

Sin acompañantes, se sentó donde le correspondía, lejos de los Belmore que allí eran una de las familias más cercanas a la realeza. Ya que iba solo y su familia remontaba su ascendencia noble a tres generaciones su lugar cerca de los occidentales. Se comentaba que la peste diezmaba aquellas tierras y muchos ponían cierta distancia con esas gentes, algo muy curioso para Petyr, que nunca lo había vivido pero que parecía que la capital había pasado alguna vez. Sonrió, ladino, al ocupar su lugar y tamborileó la mesa con sus dedos. Miró hacia las mesas principales y descubrió a Lysa, detalle que le hizo afilar aún más su sonrisa, hasta que varias personas pasaron por delante para ocultarla de la vista de nuevo.


avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1385-ficha-de-pety
Mensajes :
72

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Bárbara Estermont el Jue Jul 20, 2017 7:09 pm

Interacción: Lysa Tully

¡Ah! ¡El Banquete de Bienvenida! ¡Cuánta emoción contenida! ¡Cuánta gente por conocer! Lady Bárbara Estermont era una damita llena de brillante energía que parecía inagotable. Desde que salía el sol hasta que se escondía, la única hija de la casa Estermont hablaba sobre el banquete. Sus temas, banales, iban desde la forma en la que sus rizos caerían con cada peinado hasta el amor que podría encontrar, pasando por supuesto por las costosas telas que vestirían su cuerpo y que serían señal inequívoca de la riqueza de su casa. Y deseaba, oh, por favor; deseaba dos cosas: La primera era ver al príncipe Viserys en persona. Había visto a Rhaegar de frente y le había parecido tan guapo que quería saber cómo se veía su hermano. Y segundo: Quería la corona de flores. Quería ser Reina del Amor y la Belleza y que algún caballero se enamorara perdidamente de ella...Que finalmente se comprometiera.

Con esos pensamientos en mente fue escoltada por sus hermanos y el resto de la comitiva Estermont a las puertas del banquete. Los soldados se retiraron a disfrutar de las fiestas que se daban en el exterior del Salón del Trono y la Fortaleza Roja, un poco menos lujosas que adentro, donde se encontraba toda la nobleza ponienti que había sobrevivido la guerra. Al entrar quedó absolutamente fascinada por cada detalle del banquete y no paraba de pellizcar a su hermano señalándole cada cosa con un chillido de emoción.

Pero lo que le robó el aliento fue… ¡NO! No fue Viserys. Fue Lysa. Había servido como dama de la trucha cuando había estado en Bastión de Tormentas y se habían tenido que separar quizás en el peor momento de la pelirroja. Porque después de todo, había cosas más importante que sus caprichos sentimentales. Lysa se había mudado a la Fortaleza Roja donde no tenía ningún amigo y comprendía mucho de aquella mujer. Más de lo que seguro Stannis sabría así que no esperó absolutamente un segundo para, espontáneamente, romper con la perfecta formación de ingreso de la familia Estermont para ir corriendo a donde estaba Lysa, esquivando nobles con gracia, -Lady Lysa- Gritó apenas unos metros antes de llegar pero la música oculto mucho su voz, alzando la mano con suavidad para que la mirara. Estaba preciosa, el verde contrastaba con sus rizos y hacía resaltar su mirada. A veces a Bárbara le gustaría ser tan delicada como ella, pero no importaba eso ahora. Ella tenía una sonrisa y Lysa no, había que cambiar eso. Al llegar hizo una reverencia torpe por el apuro de levantarse y tomó las manos de la dama -Lysa Lysa… ¡Oh por los Siete! ¡He imaginado tantas veces este momento!- Le dio un abrazo estrecho -¿Cómo estáis?- Cuestionó alegremente antes de cogerla del brazo y empezar a caminar por el salón con la naturalidad marcada de una niña inocente que no responde a todas sus acciones. -¿En dónde está Stannis? Debería escoltaros...Bueno, no importa. Estoy yo que soy mucho más alegre.-


In a world built in shadows every light finds it's dead
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
53

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Diana Belmore el Jue Jul 20, 2017 8:06 pm

Era la primera que había ingresado al Salón del Trono porque, después de todo, era la anfitriona. La supervisión de cada ínfimo detalle fue evaluado con suma precaución antes de que permitiera que las puertas se abrieran. Previo a visitar aquel salón ella misma, con ayuda de sus doncellas, se había vestido con sus mejores galas. Siempre de punta en blanco, los encajes de Lys habían sido decorados con pequeñas perlas y diamantes que brillaban cada vez que las llamas de las antorchas se cruzaban en su camino.

Lady Diana Celtigar estaba impecable y radiante. No sólo por su exquisito vestir sino por su rostro en sí. Su generalmente serenas facciones ahora dibujaban una sonrisa sosegada. Estaba todo bajo control. Entonces, dio la orden de apertura mientras se situaba en el asiento que tenía reservado, a la izquierda del Rey...En otrora lo hubiese ocupado la Reina Rhaella, pero ahora la figura femenina que mantenía un aura de perfección en la Fortaleza Roja y revitalización del Rey Aerys, era ella. Quien hacía que cada uno de sus hijos y aquellos que pertenecían al linaje Targaryen estuvieran perfectos, era ella, la autora de aquel magnífico evento.

El vino comenzó a correr casi al mismo tiempo que la música. Ella esperó pacientemente a que los invitados empezaran a ingresar, reconocido a cada cara por haberla visto en persona en los pasillos de la Fortaleza o sólo por sus ropajes y colores. Identificó con premura a Lysa Tully, la esposa del ciervo, Stannis Baratheon. También a los señores de Antigua, engalanados demostrando el poder económico que aún los mantenía férreos en El Dominio. Luego a la dorniense a su lado, Lady Slava, la bastarda. La Sirena de Dorne, le decían. Podría obligarla a cantar para comprobarlo. Aquello la hizo sonreír de lado, tras ello descubrió a Lady Ashara Dayne. ¡Qué inteligente decisión no permitir que los huérfanos estuvieran en aquel banquete!...odiaría que se le pegaran a la dorniense. Aunque tal vez lo que más odiaba es que tuviera también los ojos violetas. Oh, y los occidentales. Cersei Lannister, esplendorosa como pocas y el misterio de Lord Lannister. Erik, era su nombre, no lo conocía de nada pero había investigado de él. Le había advertido a sus hijos y, por supuesto, a Viserys; por orden del Rey, que no se congraciaran con nadie de aquellos territorios.

Llevó la copa a sus labios y giró su vista hacia el príncipe Viserys al verlo levemente hastiado por el retraso de su padre pero tenía que comprender que era el Rey. Nunca llegaba tarde. Llegaba en el momento adecuado. Todos los demás habían llegado fuera de horario. Una vez hiciera paz con ese pensamiento, sería mejor. Volvió su vista hacia la puerta mientras bebía esperando que entrara Darren escoltando a su hermana para entregársela a Viserys junto a su precioso regalo cuanto antes, pero llegando tras Aerys. Más le valía estar al pendiente de ello.




She walks with grace
She fights with power

avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t314-diana-belmore-
Mensajes :
123

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Darren Belmore el Vie Jul 21, 2017 1:17 am

Su vestimenta en esa ocasión marcaba una diferencia abismal con la que llevaba durante su primera vez en la Fortaleza Roja. Vestía un jubón color purpura sin mangas, este poseía varios detalles plateados, pero el principal eran seis campanas bordadas en el lado derecho de su pecho. Debajo del jubón llevaba una impecable camisa de seda blanca y en la parte inferior de su cuerpo un pantalón negro que hacía juego con sus elegantes botas.    
       
Estaba disfrutando sus últimos segundos de tranquilidad antes de ingresar al salón donde se realizaría el banquete. Lo acompañaba su hermana Priscila, los hermanos entrarían juntos bajo la mirada de muchos de los más importantes señores de Poniente. No se sentía nervioso por hacer su primera aparición pública como nuevo Señor del Valle, los días que paso en Desembarco previo al banquete le dieron tiempo para mentalizarse sobre lo que sucedería. También lo tranquilizaba contar con la presencia de su hermana y la certeza de que su madre estaría presente en el salón
-Vas a dejar a todos deslumbrados con tu belleza, hermana.- Le dijo el cumplido mientras le dedicaba una sonrisa, luego ingresaron al salón.  

Caminó por el lugar rumbó a la mesa central, cediéndole un brazo a Priscila para que esta lo tomara. Tenía en mente a varias personas con las que quería hablar en esa ocasión, pero lo primero era saludar a su madre y al Príncipe.
Estando frente a la mesa principal se dirigió primero a Viserys.  
-Mi Príncipe, espero que Los Siete os llenen de bendiciones en este día.- Acompañó estas palabras con una sonrisa y asintiendo levemente con la cabeza a modo de saludo. Luego de presentarse ante el Targaryen saludó a Lady Diana.  
-Madre, me alegro de verte.- En la intimidad ese saludo habría estado cargado de más muestras de alegría y cariño, pero había aprendido a mantener seriedad y formalidad ante la presencia de otros nobles.
avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
23

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Slava Hightower el Vie Jul 21, 2017 10:15 am

Fancy? Yes, I can
Muy comedida. Esa era la palabra que identificaba esa tarde a Slava Hightower. La decisión de su vestimenta había sido tan pero tan larga...Entre elegir algo que estuviera cómodo para ella a algo que fuese cómodo para los demás había una gran diferencia que Garth tuvo que señalar. Hubo muchos vestidos rotos, rasgados por algunos momentos de...pasión. Otros porque eran demasiado dornienses. Las damas también tuvieron comentario sobre los colores. A fin de cuentas, Slava, en ese momento parecía más una dama dominense que una dorniense sobre todo por los colores. Había vestido el gris de los Hightower con detalles de oro y bronce en la cintura, mangas y el  profundo escote, indicando no sólo la llama del Faro sino su ascendencia mixta. Su piel dorada resaltaba entre sus ropajes y su cabello lo llevaba suelto, con sólo un adorno de oro en un costado, manteniendo su flequillo fuera de sus ojos. Del resto no tenía más joyas, Slava era más bien arisca a ese tipo de adornos, aunque eso sólo permitía que su exuberante belleza se apreciera con más atención, sin que nada se interpusiera en el camino de quien la mirara.

Sabía que no sería bien recibida en la Fortaleza Roja y con Garth habían decidido hospedarse en otro lado. Aparte, tenían el dinero para hacerlo. Finalmente, al llegar el día habían ingresado con tranquilidad hacia el banquete. Slava más que Garth, tal vez porque él era más político que ella. Pero la tensión del ambiente sólo le hacía cosquillas. Los Martell también la habían educado para comportarse bien, no eran ajenos a los bailes...Sólo que eran muchos más divertidos que en el Norte. Más activos. Más directos. Sin tantos susurros, más acción. Ladeó suavemente la cabeza para escucharlo y sonrió de lado -¿Te das cuenta que hablas de ellos como si no perteneciéramos al excelso grupo?- Cuestionó con aquel acento dorniense tan clavado antes de pasear sus ojos multicolores por todo el salón, reconociendo vagamente algunos estandartes y buscando el de los Martell. En realidad, buscaba a la comitiva, hace mucho tiempo que no los veía.

-Son sus letrinas, esposo. Cuando quieras ordeno que decoren las nuestras con una llama- Le dijoriendo y  alzando las cejas con un aspecto vago hasta que llamó su atención con Ashara. Slava giró la vista hacia la muchacha, la joven que había sido doncella de Elia y una punzada de dolor le atravesó el cuerpo al recordar a su hermana muerta.  Notaba en sus rasgos que escondía tanta tristeza como Slava, aunque la última fuera más espontánea y experta en el hecho de ocultarla. Ashara, por el contrario, que siempre había sido una mujer llena de energía...Había vivido penurias. Había vivido años al lado de Elia, igual que ella. Tomó un largo respiro… Porque la muerte de Elia la había destrozado y aún traía malos recuerdos -Necesito ir  a saludarla- Musitó caminando y tirando de Garth, ignorando a cualquier persona que le hiciera algún gesto porque estaba en algo más importante. Cuando consiguió apartar a la muchedumbre bañada en perfume llegó hasta la doncella Dayne -Ashara- Saludó, sin el “lady” que le correspondía porque la confianza iba más allá de eso. Dibujó una sonrisa que no le llegó a los ojos -No pensé encontraros aquí- Confesó.



XV - VII — Fortaleza Roja



Interacción: Garth Hightower y Ashara Dayne
avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t399-slava-arena-la
Mensajes :
113

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Alyn Celtigar el Vie Jul 21, 2017 7:30 pm










De haber sido tan solo un episodio más de la Corona buscando llamar la atención hacia su descendencia, posiblemente habría buscado una excusa para no asistir. Alyn odiaba dejar la Isla por temas tan triviales pero, algo le había movido a acudir al llamado y era nada más y nada menos que la hermana de su madre, Diana. Alysanne rogó y lloró amargamente para no asistir, buscando el apoyo de él ante aquella decisión. Decía barbaridades como que la muerte de Monfort tenía que ver con los malditos Targaryen y él simplemente le escuchaba. No tenía más ganas que ella de ir pero, a decir verdad, estaba empezando a irritarle ese estado de pena que empezaba a envenenar a su mujer. Tristemente nunca fue objeto de su deseo y ahora que su belleza se volvía más frágil que grácil, las cosas no cambiaban.

—Trata de sonreír, querida mía…— dijo él llevándola del brazo, luciendo un vestido que muchas habrían dado todo por tener. Traído especialmente de Marcaderiva, con colores oceánicos, ella se veía como una preciosa dama de las aguas a pesar de su pesar. Iba del brazo de él, quien portaba una armadura plateada y una capa roja como la sangre bordeada en negro y en negro también estaba pulido el cangrejo en su pecho, símbolo de su familia.

—Solo estaremos un segundo, Alyn. Por favor, ya estoy sintiendo nauseas…— susurró ella apoyándose en él mientras él fingía un beso en su mejilla sin dejar de caminar —Vas a tragarlas, Aly… ¿Sí, mi amor? Ni se te ocurra llamar la atención del Rey hacia nosotros, ¿está claro? — extraño, muy extraño era que Alyn advirtiese de ese modo a su esposa a quien no amaba pero siempre había respetado y tratado con afecto. Pero en ese instante, sin romper la máscara de cordialidad, casi sonriendo incluso a lo lejos a los invitados de Occidente, el Celtigar había dado una clara advertencia a su esposa que esperaba que cumpliese al pie de la letra.

—Tía, los Dioses te sonríen — exclamó acercándose la pareja a Diana Belmore, radiante como siempre en medio del lugar. Con un beso él rompió la corta distancia entre ambos mientras Alysanne asentía con la cabeza, ligeramente agachada puesto que no era mentira que Diana era una mujer intimidante y Alysanne lejos estaba de ser igual. —Os ves preciosa este día. Me ponéis en un aprieto si llego a tener que coronar a alguien como reina de la belleza, ¿no es así, querida? — la mirada que Alysanne dirigió a Alyn fue rápida pero él no dejó de sonreír. Estaba versado en hacer de los momentos incomodos algo fácil de dejar ir, más últimamente, que su esposa estaba especialmente emocional por cualquier cosa que pasase.

Su mirada se fue hacia sus primos. Su preciosa prima Priscila y Darren, su hermano y señor Belmore. Con un gesto de la cabeza les saludó pero ante quién dedicó una reverencia fue al príncipe Viserys Targaryen, hijo del Rey Aerys —Que los Dioses bendigan este día, vuestro día, príncipe. — Alysanne asintió seguidamente de Alyn a Viserys y su voz susurró como un eco las palabras de su esposo —Que los Dioses bendigan este día, vuestro día, príncipe. — repitió.

avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
56

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Lysa Baratheon el Vie Jul 21, 2017 8:17 pm



Familia, Deber y Honor

Mención a Stannis y Petyr (Menciona mucho al segundo)
Interacción con Barbara



Más allá de pasar sus ojos por el lugar y ver a nuevos personajes extraños llegar al salón, apenas vio al príncipe, sus ojos se fueron al lugar contrario. Viserys, los Targaryen, cualquier ser vivo con cabellos blancos le crisparían los nervios en ese momento. Pero fue entonces que su mirada se clavó en un punto fijo del gran salón y sus ojos verdes se abrieron tanto como si fuesen dos uvas. Estaba soñando. Sí, definitivamente estaba soñando. No había forma de que aquella persona que estaba viendo, de cabellos castaños y rasgos afilados estuviese en ese lugar, en ese momento. Tan ensimismada estaba que empezó a caminar hacia él sin importarle el mundo alrededor. Realmente ¿Él estaba ahí? Solo quería correr hacia sus brazos, rogarle que la saque de ese sitio y la lleve a cualquier otro sitio lejos del rey y de la corte y de todo. Deseaba llorar en sus brazos y decirle que lamentaba mucho lo que había pasado en Aguasdulces.

—P…P…Petyr…— dibujaron sus labios un nombre que ni siquiera su aliento fue capaz de formular cuando, de repente, el grito de alguien a sus espaldas, llamándola por su propio nombre la congeló. Pálida como la nieve sobre el campo, resaltando así sus cabellos rojos como brazas ardientes, Lysa se giró. Más allá de ser un grito de mujer, el terror se apoderó pensando que podría ser Stannis o alguien que hubiese descubierto sus pensamientos.

Pero se encontró entonces con Barbara, su doncella en Bastión. Quiso sonreír pero volvió a mirar hacia atrás, de reojo para ver si él se había marchado. No supo decir nada más que mirar de forma robótica y nerviosa a la mujer tan cercana a quien era su esposo. Quería decirle que iba a alejarse un segundo pero no alcanzó puesto que fue llevada del brazo por el salón como si se tratase de una muñeca.

—Él no…no sé dónde…—empezó a decir pero era su mirada hacia atrás, la que delataba que su mente estaba en cualquier lugar menos ahí. — Creo que he visto a alguien…— empezó a decir mientras se acercaba rápidamente a la joven y le susurraba al oído. Barbara no era confidente en sí de ella, pero en ese momento, era lo más cercano que tenía a una amiga para poder decirle que detuviese su paso un segundo porque quizás, realmente Petyr estaba cerca. Ella preguntaría quién era Petyr y Lysa no podría decirle que era el amor de su vida. Tenía que mentir pero a la vez, no ser muy elocuente ante quién era Petyr. ¿Y si no era Petyr? Las posibilidades eran muchas en ese momento en el cuál la ex Tully realmente empezaba a dudar de sí.

—¿Podrías…buscarlo? — empezó a decir buscando así deshacerse de la joven y aprovechar ese instante para hacerle notar a Petyr que ella también estaba ahí, en el baile. —A Stannis, quiero decir. ¿Podrías buscarlo? — esbozó una sonrisa que era más una mueca de alguien que se le daba fatal mentir cuando estaba nerviosa. Y en ese momento, Lysa era la persona más nerviosa en el salón sin dudas.


avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1651-lysa-baratheo
Mensajes :
54

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Alester Florent el Sáb Jul 22, 2017 12:10 am

Interacción con Viserys Targaryen.

Lord Alester hizo su entrada ataviado con túnica de lino blanco y manto de lana azul, el broche de Mano visible en su pecho, el sello familiar en su mano derecha, la misma en la que llevaba el regalo para el príncipe Viserys, y su esposa caminando a su lado, con el porte orgulloso de verse como señora del Dominio. No eran los primeros en llegar, ni tampoco los segundos o terceros, el ambiente del salón, aunque tenso era el propio de una celebración que ya hacía rato que comenzase.

Con un rápido vistazo situó al príncipe de Rocadragon y fue hacía el joven muchacho a donde encaminó sus pasos. Sus sobrinos ya se encontraban con él, ciertamente resultaría extraño no encontrar a sus sobrinos guardando las espaldas del joven príncipe. Imry y Erren eran como dos sabuesos, siempre siguiendo a su amo, siempre prestos a morder si este daba la orden. El único motivo por el cual la Mano del Rey no reprendiese a sus sobrinos, era debido a que no eran estúpidos y llegado el momento, cuando la muerte se lo llevase, estarían preparados para ocupar su lugar.

Alteza. — saludaron lord Alester y lady Melara con una reverencia.

Que los Ocho os bendigan en este día especial. — agregó lady Florent, a la par que su marido extendía el libro que llevaba en la mano, hacía el príncipe Viserys.

El Príncipe. — dijo anunciando el título del pesado libro. — principal obra del autor Lucano Maquiavelys, renombrado e influyente magíster de Myr, durante el siglo de la triarquía. Todo gobernante debería leerlo al menos una vez en la vida. — explicó resaltando la importancia de la obra, mucho mas completa que algunos de los libros recomendados por la Ciudadela.


avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t283-expediente-de-
Mensajes :
142

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Viserys Targaryen el Sáb Jul 22, 2017 1:42 am

Mención: Diana Belmore
Interacción: Darren y Priscila Belmore, Alyn Celtigar y su esposa, Alester Florent.


Viserys seguía observando todo lo que sucedía a su alrededor, centrándose en las actividades de los invitados, más allá en las mesas. Comía y bebía de manera discreta, aunque disfrutando todo lo posible del fantástico sabor del cual eran capaces las cocinas de la Fortaleza Roja.
Se mantenía en silencio, hasta que dos personas captaron particularmente su atención acercándosele. Viserys se acomodó mejor la capa púrpura con aquellos broches de cabeza de dragón en rojo. Su vestimenta aparte de eso, era simple pero elegante: un jubón de cuero negro (con una camisa de seda púrpura por debajo) con unos pocos detalles en rojo y unos pantalones con botas a juego en el mismo estilo.
Los recién llegados eran los Belmore y fue Darren el primero en dirigirle la palabra, deseándole sus mejores deseos para aquel día. El Príncipe esbozó una sonrisa e hizo una leve inclinación con la cabeza:
- Muchas gracias, Lord Belmore.- dirigió luego su mirada a la hermana del Señor del Valle... Su bella prometida. - Lady Priscila. Os veis radiante. Espero que me concedáis el primer baile.

Pero los Belmore no fueron los únicos que llegaron, porque pronto aparecieron más de los invitados que venían a presentar sus respetos al homenajeado. Lord Alyn Celtigar, el sobrino de la Querida del Rey y su esposa se materializaron frente a sus ojos con bastante rapidez. Vio la reverencia que el hombre le dedicaba y escuchó también las palabras de Lady Alysanne. Hizo una seña de conformidad con la cabeza, para indicar a Celtigar que podía adoptar otra vez su postura normal, casi de inmediato.
- Lord Celtigar, es un placer veros por aquí. Oí que vuestra hermana no pudo asistir. Una pena, aunque comprendo perfectamente que deba cuidar de su hijo...- luego dirigió su mirada a la mujer del Señor de Isla Zarpa. La muerte de Monfort Velaryon en combate había sido algo que no le había pasado desapercibido a nadie en las Tierras de la Corona. Viserys no quería tocar ninguna fibra sensible al respecto con la Lady, pero tampoco podía desaprovechar la oportunidad para recordar que la Corona no olvidaba a sus aliados; mucho menos a los caídos en batalla por su causa. - Fue una lástima lo sucedido con su esposo, pero luchó valientemente en nombre de la Casa Targaryen y ésta no olvidará a aquellos que la han auxiliado en momentos de necesidad.

Después de esto, Alester Florent fue quien se le acercó. El Lord Mano del Rey sostenía un libro que parecía algo voluminoso. Libro que le fue presentado al Príncipe. Florent le indicó de qué se trataba y especificó que, obviamente era su regalo. Casualmente se titulaba El Príncipe, escrito por Maquiavelys. Había oído algunas cosas de aquel tomo de parte del Gran Maestre Pycelle. Observó con curiosidad el volumen e incluso lo abrió un poco para hojearlo momentáneamente. No es que fuera a leerlo ahora, pero si que debía demostrar interés: Lady Diana estaba observando.
Levantó la mirada hacia el hombre y asintió con aprobación con la cabeza:
- Muchas gracias, milord Mano. Comenzaré a leerlo apenas pueda, os lo aseguro.- debía tomarse bastante en serio sus deberes como príncipe y, si el libro lo ayudaba en algo de eso, mucho mejor para él.
avatar
Realeza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
61

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Elliot Glover el Sáb Jul 22, 2017 5:33 am

Llegaba tarde, para no variar, en una costumbre que a él mismo le molestaba mucho. Pero había sido necesario si quería conseguir la información acordada en tiempo record. No la tenía, al menos no a su llegada, pero habían prometido dársela en el trascurso de la velada. Y él estaba seguro de que lo encontraría en ese lugar. Al final de cuentas era una fiesta para todo el que quisiera ir, además de una dónde todo el mundo estaría buscando la oportunidad de integrarse a la corte del rey haciendo migas con el cumpleañero: el príncipe ni más ni menos. Lo que era Elliot, no quería ni una cosa ni la otra, o por lo menos no de esa manera. Sus planes se limitaban a disfrutar de la velada y esperar por noticias, además, debía admitirlo, ver caras medianamente familiares sin correr el riesgo de ser juzgado. Por esas tierras nadie veía con buenos ojos el tener historia en el norte. Las personas no olvidan aunque lo finjan y Elliot estaba seguro que no sería demasiado bien recibido en muchos lugares de esas nuevas tierras.

Pasó de largo, claro está, viendo rostros medianamente conocidos, muchos de ellos algo cambiados por el pasar de los años. Creyó en varias ocaciones identificar personas, mismas a las que evitó a toda costa. Si eran realmente quienes creía, lo más seguro es que no tuvieran nada bueno que decir. Le interesaba saber qué era de sus padres y hermanas en el norte, pero no era un tema que sacaría justo en ese momento. Suspiró y siguió de largo hasta situarse frente a la mesa del festejado y hacer una profunda reverencia presentando sus respetos.

- Que los dioses nos bendigan con su presencia por muchas lunas más, mi señor- murmuró a manera de cumplido. Lo cierto es que, a pesar de su forma de ser, lo decía completamente en serio. No había desperdicio más grande que el de la juventud cuya vida terminaba pronto. No habían disfrutado de los placeres mundanos, no habían derramado suficiente sangre... a su ver, prolongar la vida en la medida de lo posible era ya de por si una bendición.

Como fuera, para no entretenerlo más de una forma egoísta, se hizo a un lado tras otra profunda y gracil reverencia para que otros pudieran presentar sus respetos a la realeza. Lo que era él, tomó una copa de algún lado y comenzó lo que sería, sin dudas, su fiesta personal. Y fue ahí cuando lo vio. Dio un largo suspiro pensando que todavía no tenía la información que requería, pero la noche era joven y él estaba lleno de energía.


Just Elliot
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1646-ficha-de-un-a
Mensajes :
21

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Stannis Baratheon el Sáb Jul 22, 2017 4:15 pm

Había llegado al Salón del Trono sin causar mucha impresión y revuelo, acompañado de sus hombres, algo antes de que la sala en cuestión comenzase a llenarse de gente. Su presencia allí no era más que protocolaria y Stannis Baratheon era consciente de ello y del papel que le tocaba allí; no había tenido ganas de asistir, de rodearse de personas que a menudo tan poco le interesaban y de ser partícipe de una celebración a sus ojos tan baladí, como era la de un día del nombre. Pero era consciente: su deber era el de estar allí.

Tomó como lugar para permanecer todo el rato uno de los recodos de la amplia pieza, junto a un par de hombres. Steffarion Errol era uno de sus pocos amigos, y así lo había sido durante la infancia. Ahora hacía las veces de castellano de Aguasdulces, y a menudo viajaba a la capital para informar a Stannis de la gestión y actualidad de su hacienda ribereña. Ser Borros Wensington era un caballero ya entrado en años y canas que había servido primero a su padre, años atrás. Le consideraba de confianza. Al venado le gustaba siempre tener algún avezado hombre de armas a su lado.

¿Hasta qué punto es todo esto positivo, milord? —preguntó Stefarrion. El de Pazo Pajar nunca había sido un hombre demasiado brillante, pero sí curioso y reflexivo.

Un mayordomo pasó junto a ellos con una bandeja repleta de finas copas de vino, tomando el Baratheon una de ellas sin mostrar diferencia hacia el sirviente, simplemente miraba hacia un punto perdido de la sala, evidenciando su inconformidad.

Buena pregunta —contestó, previo testeo de su refrigerio. No había recomendado a Aerys aquella fiesta, tras todo el revuelo de meses atrás. Pero sabía que lo más inteligente en su situación era no recomendar nada que fuera en contra de las intenciones del Rey Loco.

Diría que hasta ninguno.

La gente se fue aglutinando, Stannis reconoció algún que otro rostro conocido, mas tampoco mostró predisposición alguna por acercarse a saludar. Vio desde la distancia también a Syreo de Volantis, preocupado de su seguridad. Agradecía tener a alguien tan leal y apto como el de Essos en su camarilla, aunque no expresase esa gratitud a menudo, al menos de forma emocional. Volvió a beber de su vino. Se preguntó si su esposa se encontraría por allí, pululando con su rebelde caballera bermeja entre las gentes. Quizás hubiera sido más correcto entrar con ella al salón, pero no le había apetecido, tras lo sucedido en días anteriores.



House Baratheon of Storm's End:
avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t169-stannis-barath
Mensajes :
148

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Priscila Belmore el Sáb Jul 22, 2017 7:03 pm

Hasta el último momento, Priscila había temido no poder acudir a la esperada celebración del decimosexto día del nombre del Príncipe Viserys. La tardía llegada del especial regalo encargado para la ocasión había retrasado su viaje. Debería haber llegado días antes junto a su hermano Darren, pero la llegada de la joven dama procedente de El Valle, futura esposa del homenajeado, no había sucedido hasta la noche anterior. El sol ya se había ocultado cuando la comitiva que acompañaba a Lady Belmore cruzó las murallas de la ciudad.

Su vestido tenía una tonalidad azul intenso que destacaba tanto con su piel pálida, carente de imperfecciones, como con su larga cabellera llena de bucles dorados que caían en una cascada por su espalda. Los mechones delanteros estaban sujetos con un prendedor plateado, decorado con brillantes piedras preciosas. Los adornos del vestido también estaban hechos con hilo de plata, trazando dibujos intrincados sobre el delicado tejido. —Creo que exageras, Darren. —respondió. Además, estaba el hecho de que Priscila no tenía pretensiones de impresionar a nadie.

Entró al salón con su hermano, dirigiéndose hacia la mesa en la que se encontraba el príncipe junto a su madre. —Muchas gracias, alteza... —realizó una reverencia ante él. —Espero que los Siete os bendigan en vuestro día. —deseó. Hizo un gesto discreto para que dejaran su regalo sobre la mesa. —Será un honor para mí concederos el primer baile, por supuesto. —Lógicamente, la invitación del príncipe no era algo que pudiera rehusar, aunque tampoco lo había pensado siquiera.

Tras dedicarle una nueva y encantadora sonrisa se volvió hacia Lady Diana. —Madre... —saludó con un leve asentimiento de cabeza y una mirada cargada de cariño.
avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1744-priscila-belm
Mensajes :
30

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Bárbara Estermont el Dom Jul 23, 2017 12:26 am

Interacción/choque: Elliot Glover
Interacción directa: Viserys Targaryen y Stannis Baratheon
Saludo y reverencia: Diana, hermanos Belmore, Alester, Alyn y Alysanne


Caminando junto a Lysa seguía distraída mirando todos los estandartes y colores, reconociendolos a cada uno porque después de todo había estudiado a fondo toda la heráldica de Poniente. Una vez, incluso, se había aprendido los nombres de los clanes salvajes que vivían en el Valle. Cuando Lysa le habló que no sabía donde estaba Stannis frunció levemente el ceño -Pues debería saber dónde está tu esposo. Deberíais haber entrado con él- Le dijo, recordando las palabras que se habían grabado a fuego en su mente gracias a las Septas.

La miró cuando le preguntó si podía buscarlo con tanto azoro y ella frunció el gesto pero no dijo nada más. No iba a perder minutos de aquel baile por ir a mirar donde estaba su primo, así que le soltó el brazo y asintió con suavidad, dejándola libre. Tras un revuelo de bucles pelirrojos la mujer se perdió entre los presentes y Bárbara se alisó con suavidad los pliegues del vestido tan perfecto que llevaba puesto. Ese día había sido un poco más...Atrevida de lo que generalmente iba, fue culpa de sus doncellas que le dijeron que era una excelente opción para conseguir esposo.  

Barrió el lugar con la mirada viendo a ver si lograba encontrar a alguno de sus primos, a Lord Caron o a sus hermanos pero no logró verlos. Chasqueó un poco la lengua, para sus adentros porque ese no era el gesto de una señorita, y se preguntó cuándo entraría el Rey para dar rienda suelta a los bailes.  Tras ello se le ocurrió mirar a la mesa real, donde se encontraba la Querida del Rey, Lady Diana, sus hijos y Lord  Alyn con su esposa. Había presenciado su justa y se había asustado mucho del resultado. Decían que había sido un golpe mortal, pero verlo allí parado le renovó la creencia en la fortaleza de los caballeros de Poniente. ¡Qué afortunada que era Lady Alysanne!

Tras ello miró, entonces, al príncipe Viserys. Lo había apreciado de lejos en las justas, pero ahora que podía acercarse a él todo era más real. No le importó no estar escoltada por sus hermanos ni por su padre, según entendía le habían regalado una ballesta pues veía la misma cerca de la mesa. Tal vez lo habían hecho al principio cuando ella había salido desesperada a buscar a Lysa. Oh, eso implicaba que tenía que presentar sus respetos. Apresuró el paso y se golpeó con alguien que se alejaba pero no reconoció del todo, pese a que en otrora se habían cruzado en los pasillos de Bastión de Tormentas - Perdón- Continuó caminando hasta entrar en la zona, esperando no incomodar -Su Alteza- Dijo haciendo una reverencia profunda para luego incorporarse con una sonrisa espléndida -Rezo a los Siete para que sigan bendiciendole, llenando vuestros días de vitalidad y fuerza, Príncipe- Los ojos le brillaban con una llama de felicidad pocas veces vista en Poniente. Después de saludar al Príncipe se giró saludando a los demás con una cortés reverencia antes de apartarse para no molestar.

Al hacerlo observó de refilón a su primo Stannis y sonrió al verlo. Por fin tenía algo que hacer...Pero  ¿Dónde estaba Lysa?... Cuestionó mentalmente antes de acercarse a él con una sonrisa brillante, repartiendo esa luz interna llena de fogosa felicidad con cada paso que daba -¿Nosotros protegemos el camino?- Preguntó mirando con curiosidad a su primo. Era algo que compartían entre sí, heráldica. De vez en cuando se sorprendían al otro preguntando una frase, un color, un símbolo para permanecer atentos a todo.


In a world built in shadows every light finds it's dead
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
53

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Aerys II Targaryen el Dom Jul 23, 2017 12:37 am

No hay mejor manera que festejar una guerra ganada que con una fiesta. Y si encima es el día del nombre de tu heredero, mejor aún. Aunque claro, aún no era público que Viserys sería el heredero al trono, ese anuncio estaba esperando el momento oportuno, no era una carta para lanzar en medio de la guerra contra los traidores.
Después de tanto tiempo luchando, matando, ordenando masacrar, invadiendo, y destruyendo linajes, una celebración era la.mejor manera de mostrarle a sus vasallos que el Rey estaba más fuerte que nunca, lo cual era mentira, pero lo que sí, es que estaba más feliz que nunca. Había destruido a cuanta persona tuviera cara de traidor, se había quitado de encima el peso de las lágrimas de su hermana y por si fuera poco, la mujer que lo acompañaba como su amante era su antiguo amor de juventud, alguien que en estos.momentos lo hacía sentir vivo, por momentos. El viejo Aerys, el Rey loco seguía dentro de él, latiendo con la impaciencia de un animal encerrado.

Le había dejado los preparativos del festín a Lady Celtigar, y los del torneo a su Mano. Solo había hecho ciertas aclaraciones respecto de los invitados. Su Maestre le había rejurado, que la plaga de Occidente se compartía solo entre las gentes de aquellos lares, pero sin embargo el Rey había ordenado que los.mantuvieran alejados de la familia real, y sino, que los mataran en el acto. También había ordenado que a todos los sentarán con la vista hacia el rey, y que a su lado se sentarían su hijo, y su querida. A pesar de ser solo su amante, Aerys sentía un gran afecto por la mujer, lo había ayudado a eliminar a los Arryn, le dio las indicaciones perfectas para que su esposa descansara en paz, y cada día se entregaba a él, con su carne y su espíritu, ambos ansiosos de obedecer cada palabra que emitía.

Una vez le fue anunciado que todos los invitados habían llegado, el Rey se levantó del trono de Hierro, donde había esperado el momento. Sus huesos crujieron cuando se irguio y su rostro mostró la queja que su voz nunca emitió. Su querida le había comentado que los traidores se alimentan de rumores, así que se había prometido, que nadie escucharía un lamento de su boca, solo su voz persiguiendo a.los fantasmas que una vez lo habían perseguido a él.

Llegó al salón, y las trompetas sonaron anunciando su llegada. La música se detuvo, y las bandejas detuvieron las rutas que recorrían. El Rey amaba el sonido del silencio que su presencia provocaba, estaba seguro que sí prestaba atención podía escuchar los pensamientos de todos.  Por eso cuando anunciaron la presencia de su Majestad el Rey Aerys II Targaryen y comenzaron a enumerar sus títulos, aprovechó para mirarlos a todos a los ojos. Sus cuencas hundidas se clavaron en esas personas a las que recibía en su hogar, las personas que habían obedecido sus órdenes y se comportaron como lo que eran, sus vasallos.
Aerys no pretendía darle honor a nadie por hacer lo que debía, pero aquellos que habían causado especial dolor a los rebeldes, a esos casi los llamaba amigos. A la mitad de sus títulos se cansó y mandó a callar al joven tembloroso que se encargaba de eso. Con paso tranquilo y tan firme como pudo, se dirigió a su asiento. El silencio lo acompaño, solo interrumpido por la enorme capa que caía desde sus hombros y lo seguía arrastrándose por el suelo. Había sido tejida para esta ocasión, los colores de su casa y el dragón de tres cabezas eran obviamente el centro de la obra. Cuando alcanzó su lugar se acomodó y llamó a Diana y a Viserys para que vinieran a su lado.

-Bienvenidos a la Fortaleza Roja una vez más, mis queridos y leales vasallos.-

Sus manos recorrieron la sala señalándolos a todos. Mientras sus ojos orbitaban los vestidos de las ladys más jóvenes, muchas de ellas visitando su hogar por primera vez, tal vez, si se encontraba de buen humor, una de ellas sería “invitada” a su recamara al finalizar la cena.
Está idea emocionó a un Aerys que cada vez se encontraba más lujurioso desde la muerte de Rhaella, libre de su maldición y del odio que los Siete le habían profesado a la mujer. Al recordar que estaba muerta, y que una de esas jóvenes lo acompañaría en su cama, el Rey sonrió casi sincero, sintiendo por el movimiento de su cabeza el peso de la corona hecha con el acero valyrio de “Hielo” la antigua espada de los traidores salvajes. La otra corona, la que otrora perteneciera a su hermana, se encontraba guardada en lo profundo de la Fortaleza.

-En fin, dejémonos de cháchara, y comiencen a beber hasta que los dornienses se bañen, pero nos tanto como para acercarse a los leprosos. Haaaa-

Aerys comenzó con una risa normal, que terminó en una carcajada, claro que esperaba que todos se rieran de su chiste, a menos que quisieran volver en dos piezas a sus hogares. Así era él, odiaba a todos, los humillaba y torturaba. Pero es el Rey, y lo que el Rey quiere, el Rey obtiene.



Rey Aerys II Targaryen
Lo quiero muerto, al traidor. Quiero su cabeza, me traerás su cabeza, o arderás con el resto. Todos los traidores. ¡Rossart dice que están dentro de las murallas! Ha ido a darles una cálida bienvenida
avatar
Realeza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t74-aerys-ii-targar
Mensajes :
75

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Ashara Dayne el Dom Jul 23, 2017 9:57 am

Interacción directa: Slava, Garth y Viserys.
Mención a Lady Belmore y sus hijos, además del Rey

Vientos Primaverales
Cumpleaños de Viserys




Arthur. Arthur no estaba por ningún lado. Ashara lo buscó con su mirada por todos sitios, observando en detalle a todos los soldados que estaban reunidos para brindar seguridad. Y entre ellos no estaba su hermano. El sentimiento de desilusión se hizo evidente en su mirada. Si bien era cierto que todo lo ocurrido la había hecho apartarse de él, eso no significaba que a ella no le importara. Era su hermano, sangre de su sangre. Y del mismo modo que ella sentía desilusión y dolor porque él había colaborado en la caída de Ned, ella también habría sentido lo mismo por el lobo del Norte si todos los eventos hubieran sido a la inversa.

Imaginar el cuerpo de su hermano tirado en el desierto mientras Eddard sobrevivía la hizo tener un escalofrío. Las dos cosas estaban mal. ¿Por qué debía de ser así? ¿Por qué no podían existir los dos en el mismo mundo? "No todo en la vida es como quisiéramos".

Se dio la vuelta cuando escuchó una voz tras de sí. Hacía muchísimo que no la había escuchado. Slava. Slava Arenas, ahora Hightower. —Slava,— susurró, una tenue sonrisa formándose en sus labios. Sus ojos purpuras continuaron con aquella falta de vida que le aquejaba desde hacía meses. —No pensé en venir,— comentó, aclarando la garganta del súbdito nudo que se le había formado. —Es extraño estar aquí y no...— "verla". Era doloroso no ver a Elia ni a Rhaegar. Sacudió la cabeza y se dirigió a Garth Hightower. —Lord Hightower, es un gusto por fin conocerlo.— Había escuchado alguna que otra cosa de él, pero no lo conocía como para juzgar su carácter. —Aunque es tarde, felicidades por vuestro bebé. Escuché las buenas nuevas pero no pude enviarles las felicidades.— En especial porque había estado lidiando con una severa depresión. Por suerte sus ánimos habían regresado gracias a la llegada de Daemon a Campoestrella. —Creo que será necesario que vaya hacia donde el Príncipe a felicitarle,— No era su interés. No deseaba tener contacto alguno con el fruto de Aerys, sin embargo, no tenía opciones. —Si me disculpan, iré a felicitarle.— Quizás sonaba descortés, pero Ashara sentía que debía presentarse sola; mostrar su rostro acompañada por otras personas solo significaría que ella tenía miedo. Y aunque si era cierto, eso no significaba que ella lo mostraría.

Tan pronto se acercó a la mesa real, ignoró con la maestría que había conseguido en sus años de doncella, a Lady Belmore y los que supuso eran sus hijos. Fijó sus ojos púrpuras en los ojos de igual color del Príncipe Viserys. —Príncipe Viserys, espero que los Siete lo bendigan con muchos años de vida. De parte de la familia Dayne os deseo las mayores bendiciones de los Siete.— Realizó una reverencia con toda la gracia y dignidad posible, pues aunque una parte de ella estuviera faltando, eso no significaba que ella dejaría de ser Lady Ashara Dayne. Tan pronto escuchó que el Rey se acercaba, se marchó de inmediato para perderse entre la multitud.


avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
86

Volver arriba Ir abajo

Re: 1ª Trama Global — Vientos primaverales [Invitados]

Mensaje por Robert Baratheon* el Dom Jul 23, 2017 10:13 pm

Interacción directa con Stannis, Barbara Aerys y Viserys


Robert se habia tomado su tiempo para entrar en la fortaleza roja, todavía no se sentía preparado para enfrentarse a los dragones y la hipocresía no era su fuerte. Dio una cuantas vueltas antes de entrar en el salón principal, Sin embargo, ya estaba allá, tenía que estar allá... 

Se paro frente a la puerta y el calor festivo, el sonido de las copas y las personas lo contagió un poco de toda esa festividad, localizó su mesa y tambien donde estaba el rey, aparentemente acababa de hablar y todo el mundo ahora disfrutaba del banquete y la música. Su comitiva entró con el a la cabeza saludando y sonriendo a las personas que le conocían y algunos que le salian al paso. La primera a quien reconoció fue a su querida Barbara, la chiquilla derrochaba una alegría tan inocente como inspiradora, ella iba con alguien, levanto un poco la vista para ver a su hermano, Stannis, llevaba un tiempo sin verlo pero curiosamente no se alegro tanto de verlo. Tal vez por que trabajaba a ordenes del rey, tal vez porque era Stannis y sabía que eso iba a ser tan incómodo como raro.

Pero un inesperado empujón por parte de Lyonel Estermont, quien lo miro divertido y con complicidad lo hizo avanzar hasta la alargada figura de su hermano menor y su prima. Stann! sintió la necesidad de abrazarlo... Pero asi mismo, su sentido común lo invitó a no hacerlo, simplemente levantó los brazos sonriendo ¿Que tal la vida capitalina? ¿Que tal Lysa? Debemos hablar Sostuvo sus ojos sobre los de él venado de los ríos, los ojos de su hermano reflejaban la incomodidad de tanta calidez así era Stannis, llevaba bastantes años conociéndolo y el era así. 

Barb esperaba como una buena dama a que los hombres terminaran de hablar, Rob la miró y tomando su cara con delicadeza en sus manos le dio un gran beso en la mejilla. Peinó con un mechón de pelo que se habia salido de orden cuando la había saludado, la chica ya era una señorita y eso lo sabía, la luz de sus ojos estaba creciendo y pronto sería la esposa de alguien y la madre de pequeños tormenteños, Robert la miro con admiración Mi querida Barbara, estas mas hermosas que las estrellas que adornan el cielo de una noche de verano, esta noche tendré que ser tu escolta y aprobador de idiotas que se quieran acercar a ti... sonrió un poco esperando la aprobación de la chica a su broma.

Después de una rato con su familia, se levantó y alisó su ropa, tenía que presentar los debidos respetos a la familia real, caminó lentamente hasta la mesa donde se encontraban los Targaryen y realizó una reverencia profunda aguantando las agrieras que le provocaban acercarse a esos malditos dragones Su alteza, que placer que me hayan invitado a tan magna fiesta se dirigió al príncipe Mi príncipe, le deseo un feliz y prospero dia del nombre y muchos mas venideros, que en su momento sea sabio... Y fuerte hizo una estudiada pausa [color:95c2=# ffcc00] Pero dejemos eso a los dioses, por ahora celebremos como se debe este gran dia hizo una señal con la mano y uno de sus súbditos se acerco sosteniendo algo en sus manos, tomó el regalo entre sus manos y co. Un agil movimiento lo dejo al descubierto [color:95c2=# ffcc00] Espero que sea de su agrado mi príncipe se habia revelado una capa de piel de marta negra. En el centro de la misma, en cuero teñido de rojo y completamente flexible resaltaba el dragón tricefalo de los Targaryen. Permaneció asi mientras Viserys aprobaba el regalo.


avatar
Alta Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
133

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.