Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

» La Pequeña Política
Vie Ago 18, 2017 10:13 am por Diana Belmore

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

Trama Global I Heridas del Pasado | Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Global I Heridas del Pasado | Libre

Mensaje por Alyn Celtigar el Lun Jul 24, 2017 9:47 pm




I´m just like you, better than He. To hell with they and almost me...




El hedor a la sangre era algo a lo que no estaba acostumbrado. Un insulto a sí mismo significaba ese golpe y la caída que vino después, rememorando viejas cosas que no comprendía por qué razón, llegaban a su mente de manera constante y cruel.

—Una justa entre mi cuñado y yo —había dicho Monfort años atrás. Su sonrisa también hablaba, como si el muy miserable entendiese la repulsión que le causaba ver esos dientes alineados.

—¿En honor a vuestro matrimonio? —preguntó Alyn con esa falsa sonrisa dedicada a los Velaryon, mientras de su brazo se encontraba Alysanne, su joven esposa, aun destellando la alegría de volverse Lady Celtigar y disfrutar de los honores de tales títulos. —Podrían herirse. No lo permitiré — dijo ella. Alysanne tenía todo para ser la más amada por los hombres: Era delicada y bella como una flor. Su tono de voz, aun así, se le hacía molesto por lo bajo y suave que se sentía a sus oídos. Pero a pesar de todo aquello, Alyn se tensaba al tenerla tan cerca llamándose a sí misma “esposa” de él. Si los dioses existían, sabrían que él estaba casado hace mucho tiempo con Isla de Zarpa y el tesoro que en ella había nacido, más allá de ser esto un secreto que nadie sabía, ni siquiera sus más cercanos. Había dado su corazón a alguien más, que ahora estaba del brazo del Velaryon que lo invitaba a una justa.

—Una justa entre Velaryon y Celtigar para ver quien corona a Lady Celtigar como la más bella…—empezó a decir Alyn cuando Alysanne se ruborizó y se aferró aun más a su brazo diestro —¡Eres adorable! Me ruborizas cuando dices esas cosas…—

Alyn no respondió pero su sonrisa ocultaba muchas cosas. En ese momento, sus ojos se pasaron a Daerys, quien de pie junto a su ahora esposo, les miraba a ambos, ligeramente distante. Para él, ella era Lady Celtigar; nunca dejaría de serlo. Y ni Alysanne ni Monfort lo sospechaban siquiera…

—Dary…—susurró mientras el maestre le aplicaba un poco de leche de amapola para calmar el dolor y así, poder tratar la herida. Partes del metal de su armadura se habían introducido en su carne, abriendo así la piel de su hombro y necesitando suturas.
—¿Dary?... —preguntó una voz femenina junto al maestre. La misma le miraba fijamente y se notaba que había derramado amargas lágrimas gracias al evento.
—Mi Lady, Lord Celtigar está bajo los efectos de la leche de amapola. Puede desvariar pero necesitaba adormecerlo para poder tratar sus heridas. Seguramente está soñando…—
Y efectivamente, Alyn estaba soñando. Soñaba con el instante en que volvía a encontrarse con Monfort Velaryon. Unas palabras de los labios de él mientras alrededor solo había ruido llegaron a sus oídos, junto con una carta que le entregó en las manos.

—Dale esto a mi esposa. Si no sobrevivo, Alyn, dale esto a mi esposa— Pero el dolor de Alyn fue demasiado en ese momento. La mirada de él se paseó alrededor, asegurándose que nadie más fuese testigo de su cruel pecado cuando apretó ese sobre con la mano como si en ésta tuviese la garganta del Velaryon —¿Tu esposa? No…Mi hermana. Ella no es nada tuyo… —

El sueño terminó en un grito del Celtigar, doblándose cuando las pinzas del maestre sacaban parte de la lanza de su carne y luego de esto, cayó inconsciente.

Alysanne en cambio, no toleró más sufrimiento ni sangre. Había abandonado la habitación apenas sintió nauseas en su estómago.
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario
Mensajes :
56

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.