Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Trama Global I Heridas del Pasado | Libre
Miér Mayo 16, 2018 5:35 pm por Destino

» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Monfort Velaryon el Jue Abr 28, 2016 7:20 pm

Sonetos de un momento congelado en el tiempo
Alysanne y Monfort Velaryon | DÍA DOS DEL TERCER MES
La delicada cubertería que los Velaryon guardan en sus armarios ya estaba siendo colocada en la mesa por los sirvientes de la Casa. La cena no debía tardar mucho en llegar a los platos de los comensales. La cabeza de la casa había sido el primero en tomar asiento y pronto llegaría su hermana Alysanne. En el pasado aquel comedor habia estado repleto de vida, Monford recordaba correr entre los muebles y las piernas de los empleados, como su padre le instaba a comportarse como un señor y su madre le reía las gracias. Después su madre dejó el mundo pero de su muerte nació Alys y además el bastardo de su padre también se unía de vez en cuando a los demás. Ahora ya solo quedaban ellos, su padre falleció y el joven Aurane Mares no se encontraba en Marcaderiva en esos momentos.

Lady Alysanne apareció por la puerta, sus rasgos y su melena platina, igual que la suya, no daban lugar a duda. Monfort se  fijó en su forma de andar, era como si quisiera pasar inadvertida incluso en su propio hogar, no podía evitar preocuparse por cómo se desenvolvería la más pequeña fuera de la isla de Marcaderiva.  –Buenas noches, Alysanne, ¿cómo ha ido tú día? Quizás hayas escrito algo que quieras enseñarme. . . –preguntó el Señor, siempre con una sonrisa en sus labios. Sabía de la afición de su hermana por la poesía, le gustaba leer y escuchar lo que ella pensaba, de tal manera, con suerte, la tímida doncella ganaría más confianza en sí misma.

Mientras servían la comida el Velaryon expresó sus inquietudes. –En días como hoy echó de menos a Padre, cuándo él vivía todo era más fácil, tan sólo debía gobernar un barco, ahora tengo la responsabilidad de mandar sobre toda una isla. –le explicó, no sabía si aquello le interesaba a Alyss pero era mejor que un silenció continuo- ¿Qué opináis vos, hermanita, del pueblo de Marcaderiva, creéis que viven bien? –dijo mientras cortaba un trozo de pescado y lo clavaba en su tenedor y una vez dicha la última palabra se lo llevó a la boca.
avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t559-monfort-velary
Mensajes :
71

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 01, 2016 6:16 pm

Alysanne
El día de Alysanne había sido como cualquier otro, repleto con clases de danza, interpretaciones de lira, lecciones de historia, religión y devoción. Lo que cambiaría su día sería la cena con su hermano mayor, quien a pesar de sus ajetreadas tareas siempre encontraba algún espacio en la semana para dedicárselo. Dejó que sus doncellas la arreglaran para la cena, le colocaron un vestido del color de la flor de iris, perfectamente abrochado, que sólo dejaba ver el nacimiento de sus hombros y las delicadas líneas de su cuello; las mangas le cubrían los brazos y los pliegues de la falda ocultaban sus pies; veíanse sus delicadas manos serpeadas de venas azules, llevaba el cabello suelto sobre sus hombros.

Caminó con el rostro bajo hasta el comedor donde la esperaba su hermano, intentando hacer el menor ruido posible, entró a la sala que estaba tenuemente iluminada por las velas y se colocó a un lado de su hermano. Sonrió tímidamente cuando le preguntó si había escrito algo nuevo, pues era de las pocas cosas que le daban cierto orgullo. —La Septa Alla me ha dicho que he mejorado considerablemente —asintió con timidez—. Cree que debería cantar alguna de mis composiciones en vuestra celebración del día del nombre.

Sirvieron la comida y Alysanne optó por un panecillo con miel y frutillas, y se sirvió té de flor de jazmín, tornándose un tanto más seria cuando su hermano mencionó a su padre. —Yo también lo extraño mucho, pero estoy segura de que estaría orgulloso de vos —dijo con una sonrisa leve—. La gente piensa lo mismo que yo, creo que están felices con vuestro gobierno.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Monfort Velaryon el Dom Mayo 01, 2016 9:43 pm

Monfort Velaryon
Lord de las Mareas
La Septa Alla llevaba años viviendo en la fortaleza de los Velaryon y tratando con su hermana, su idea de que Alysanne cantará en su día del nombre le parecía fantástica al joven Lord. -Deberías hacer caso a Alla –le aconsejó a su hermana- además, a mí también me haría ilusión que actuarás en mi Día. No puedo estar más seguro de que dejarías a todos boquiabiertos. –le garantizó con una cálida sonrisa. Quizá era por el hecho de ser su hermana pero a Monfort le parecía que las aptitudes para el canto de ella eran innegable, una lástima que privase de disfrutar de ellas a los demás.

Mientras la comida corría entre la cocina y la mesa los hermanos seguían charlando. Monfort sintió cierto alivio al escuchar lo que pensaba Alysanne del gobierno que llevaba a cabo, él creía que lo estaba haciendo bien pero escucharlo de una persona a la que quería le quitaba parte de la presión con la que cargaba por unos momentos.  –Me alegra que penséis eso de mí, hermana.

-Pero. . . siento que se avecinan tiempos más difíciles. Con todo lo que pasó en Harrenhal, el nombramiento de Ben Redwyine como Consejero Naval,  la muerte del Stark en Desembarco –enumeró varios de los desvaríos del Rey en el último tiempo- es cuestión de tiempo para que el conflicto estalle. Quizá hayáis visto los astilleros últimamente,  están más activo que nunca. Nuestra mejor defensa es una gran flota que disuada a los demás señores de si quiera tratar de invadir Marcaderiva –dijo animado, no quería asustar a su hermana aunque quería que su hermana comenzará a ver como era el mundo de ahí afuera- Ahora bien, si finalmente la guerra llega a Poniente, los Siete no lo quieran, ¿crees que nuestra Casa debería situarse al lado del Rey Aerys? –le preguntó. Él ya tenía la decisión tomada pero tenía curiosidad por saber la opinión de Alyssane.

-Por cierto, volviendo a lo importante. ¿De verdad haréis sufrir a vuestro hermano sin poder oíros cantar hasta su Día del Nombre cuando podrías hacerlo ahora mismo? –dijo riendo levemente. Tampoco era cuestión de aburrir a su hermana con temas políticos.
avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t559-monfort-velary
Mensajes :
71

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 04, 2016 4:26 am

Alysanne
Le alegraba saber que su hermano no había perdido la gentileza con el tiempo. Desde la muerte de su padre, Monfort se había encargado de su hogar y ello le había cobrado de cierta manera. Era mucho más serio que antes, los días en dónde él practicaba con la espada mientras Alysanne entonaba canciones del pasado habían quedado atrás. Sin duda la muerte de su padre había sido dura para ambos, para la joven doncella era aún una herida lejos de estar en proceso de cicatrizar y cada vez que se le mencionaba sentía un vacío extraño. Cuando él vivía, Alysanne estaba a su lado todo el tiempo, donde se encontrara Lord Velaryon estaba su felicidad, ahora sin él se sentía de alguna manera perdida.

Intuía que su hermano se guardaba muchas cosas para sí en pos de no afectar a la joven, pero había escuchado de los labios de la Septa que se ocupaba de su educación que antes de su nacimiento, cuando Lady Velaryon aún vivía, los salones de Marcaderiva tal ruido, algarabía salud y felicidad bastantes para desarrugar el ceño de todas las ancianidades, y recordando lo que había sido, ahora la fortaleza era más bien un frío sepulcro.

Eventualmente la conversación se tornó más seria, y para la doncella de Marcaderiva fue un golpe de realidad, había hecho caso omiso a la flota que se erguía orgullosa en la playa. La idea de una guerra en dónde participaría su hermano la mortificaba, guardó silencio un momento y dijo intentando no dejar que se le quebrase la voz: —Confío en que la decisión que toméis será la acertada —aunque intentaba sonar convencida, la realidad era que no sabía qué situación podría ser la más adecuada para su casa. Era cierto que los Velaryon habían marchado junto a los Targaryen un sinfín de veces, pero desde la Danza de Dragones, éstos habían dejado de tener los fuertes lazos que un día habían gozado, y el nombramiento del Redwyne había sido casi un insulto para su línea familiar. Además no podía olvidar que el Rey tomaba decisiones cada vez más cuestionables—. Estoy lejos de saber nada sobre guerras, pero si hay alguna manera en que pueda ayudaros, será mi felicidad.

Las palabras de Alysanne eran sinceras, la sombra de su difunta madre siempre se había posado sobre ella como un manto helado y creía que era culpa suya que tanto su padre como su hermano se convirtieran en seres tan sombríos, compartiendo una sonrisa de vez en cuando con ella. Si había algo que pudiese ayudar a su hermano, lo haría sin refutar palabra alguna. —Sois la amabilidad misma, Monfort —dijo con timidez—, pero tendréis que esperar a vuestro día del nombre, os quedarías sin una sorpresa si hago traer mi lira en este momento.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Monfort Velaryon el Jue Mayo 05, 2016 10:10 pm

Monfort Velaryon
Lord de las Mareas
-Si encuentro alguna manera de que podáis ayudar os lo diré –le dijo Monfort a su hermana. En realidad mentía, al menos en parte, pues si la forma en la que Alyss pudiese colaborar implicaba alguna amenaza para ella la velaryon no se enteraría.  No quería perder a la poca familia que le quedaba. –Por ahora estaré feliz mientras estéis fuera de peligro, y si os encontráis aquí, en Marea Alta, lo estáis. –confesó el joven. Dentro de Monfort dos sentimientos se enfrentaban, por un lado deseaba que su hermana se espabilará pero por el otro lado temía que le pudiese ocurrir algo si hacía alguna ocurrencia suya, si los tiempos fuesen más tranquilos todo sería más fácil, pensaba el Amo de Marcaderiva.

-No me quedará más remedio que esperar entonces hasta el día señalado  –suspiró, simulando una falsa indignación- ¿Qué clase de hermana tengo que me tortura racionándome en gotas su talento? –preguntó de manera retórica- Si vos me pidierais que os tocará la lira sería incapaz de negarme, eso sí, desgraciadamente no soy capaz de aseguraros de que fuese agradable de oír. – le advirtió divertido.

-¿Os acordáis del Torneo de Harrenhal? –preguntó antes de dar un bocado a la comida- Y no lo pregunto por lo que acabo pasando, si no por la experiencia. –recalcó Monford. No buscaba hablar sobre Rhaegar, los Stark, los dornienses o incluso Aerys, en esos momentos sus pensamientos estaban alejados a ellos. –Me refiero a si os gustó cambiar de aires por unos días, diría que el ambiente con el que se vivía allí era muy diferente al que tenemos aquí. Allí habían nobles de todas partes del continente, en cambio aquí... –dijo sin poder terminar la frase, aunque por fuera no lo pareciese a él también le afectaba la ausencia de sus padres.

avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t559-monfort-velary
Mensajes :
71

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonetos de un momento congelado en el tiempo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.