Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Trama Global I Heridas del Pasado | Libre
Miér Mayo 16, 2018 5:35 pm por Destino

» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Garth Hightower el Vie Ago 04, 2017 6:21 am

The way we light is clouded.
Antigua, el Faro | Año 282

Antigua se mantendría. Lo hizo durante mucho antes que la dinastía Targaryen forjara los Siete Reinos en uno solo, y lo seguiría haciendo cuando los dragones finalmente dieran el último respiro sobre ese continente tan beligerante. Los rumores de guerra y tensión eran masivos, y el Señor del Faro los había escuchado, más no confiaba en rumores de campesinos, sino de aquellos que provenían de personas particulares. Hacía relativamente poco había conferido el título de Maestra de los Secretos a su prima, Lynesse… que se había vuelto todo un recurso a tener en cuenta y que había demostrado su valía. ¿Cómo se había hecho con los secretos que luego le conferiría a él? No preguntaba, y no necesitaba hacerlo porque tenía sus propios medios para corroborar la verdad en caso de requerirlo.

Ahora mismo, sentado en su solitario estudio, el Torrenegra contemplaba un mapa de Poniente y sus límites, claramente detallando su geografía además. La Torre se erguía orgullosa en donde Antigua aparecía dibujada, impasible y lejos de ser molestada. Con las manos entrelazadas sobre su vientre,  Garth no paraba de pensar que sus ancestros no habían movido un ápice las milicias de los Hightower para causas propias durante siglos, durante generaciones enteras. Habían decantado por el comercio, la cultura y la razón… cosa que Garth admiraba y a la vez le molestaba, debido a su propia naturaleza bélica y ambición.

Un guardia vestido de armadura y casco que asemejaban una torre con almenaras de forma discreta, ingresó en el estudio para informar que Lady Lynesse estaba por arribar, y él indicó que dejaran la puerta abierta al menos hasta que ella arribara. Ese era otro enigma. Se detuvo a pensar en la joven rubia, dándose cuenta que era una mujer enormemente peligrosa a pesar de su edad. Era más consiente de las habilidades que poseía que muchas otras féminas del Sur, y ni hablar que muchos hombres que estaban muy seguros de su propia condición de… hombres justamente. En parte lo inquietaba tan solo imaginar lo que pasaba por la cabeza de la Luz de Antigua, sobre todo esas cosas no dichas o gritadas con una mirada nada más.

Se levantó de su asiento y preparó dos copas de vino dorado del Rejo, justo cuando escuchaba los pasos de la mujer ingresar al estudio. Se giró, sus botas taconeando debido al duro metal que reforzaban el cuero, y la miró a los orbes claros… de nuevo encontrándose ante esa insondable dama que mucho prometía y que, estaba seguro, no daba nada sin calcularlo en algún aspecto. Sonrió de lado y se acercó con pasos lentos. “Saludos Mi Lady, me alegro hayáis podido atender a mi llamado.” Le tendió la copa que le correspondía y le tomó la mano libre para inclinarse y besarla con la cortesía que correspondía. Sin embargo cualquiera diría que había algo mas de familiaridad entre los dos Hightower.

“Por favor, sentémonos que hay mucho de lo que debemos hablar… Eres la Luz de Antigua, si… pero toda Luz proyecta Sombras y, en este momento, estoy muy interesado en lo que esas sombras murmuran, prima.” Cambió el tono a uno más coloquial mientras se dirigía al estudio nuevamente con ella, caminando a su lado y ofreciéndole un amplio sillón para descansar las piernas.

avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t751-garth-hightowe
Mensajes :
147

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Lynesse Hightower el Vie Ago 04, 2017 7:10 am

Había pasado la prueba. Hacía un par de semanas su primo la había desafiado a llevarle algún secreto que él no conociera para poder ganarse el lugar que le había exigido… y había pasado la prueba. No es que hubiese dudado siquiera por un momento que iba a lograrlo, pero eso no disminuia en absoluto la excitación que el juego le producía y había pocas cosas que la hicieran sentir así de viva… pocas, muy pocas.

Aquella mañana la había vuelto a mandar a llamar. Nuevamente Lynesse ya estaba esperando el momento en que lo hiciera: sabía que a pesar de que se negara a asumirlo había logrado ganarse su confianza y los secretos que pudiera verter en sus oídos como turbios murmullos tejidos de sombras habían acabado por resultarle indispensables…; claro que al Señor de Antigua le gustaba contarse el cuento de que no era así -y hasta sabía que más de una vez había incluso sugerido ante otros que no le adjudicaba la importancia que en realidad le daba- pero eso también era parte del juego, ella lo sabía, y se saboreaba viéndolo volver como abeja a la miel una y otra y otra vez.

Las noticias que llegaban a sus oídos cada vez eran más… inquietantes, en algún punto; las piezas se desplazaban rápido y a medida que los eventos se iban desarrollando la tela de la araña se iba volviendo cada vez más compleja, más delicada y más difícil de seguir el dibujo, salvo que se lo viera desde afuera, por supuesto, y Antigua siempre había sido a su manera ‘el afuera’ de Poniente, aún cuando al mismo tiempo fuera ‘su centro’. Porque sí, había quienes pudieran considerar que Coronas era el núcleo de Poniente, pero todos cuantos tuvieran al menos dos dedos de sentido común podían saber que los reyes iban y venían, más los que hacían que los Siete Reinos siguieran funcionando eran los maestres y sus conocimientos… y con ellos la Luz del Faro.

Cuando el mensajero llegó a avisarle que era requerida su presencia, Lynesse estaba sentada en su cuarto contra la ventana leyendo, más los poemas quedaron apartados a un lado momentos después y encaminó sus pasos al despacho de su primo con calculada lentitud: nadie era demasiado importante como para que la Hightower fuera a salir corriendo, ni el Señor de Antigua, ni siquiera el Rey.

Atravesó los pasillos de la casa paterna sin poder evitar preguntarse qué habría opinado Baelor de haberla visto ahora… y una sonrisa se asomó a su rostro al imaginar su expresión de desaprobación: todo indicaba que contra más se alejaba del camino del antiguo señor del Faro más cerca estaba de proceder como quería hacerlo, irónicamente la estricta moral y proceder de su medio hermano se habían vuelto la luz que guiaba sus actos… pero a la inversa.

Llegó al estudio del Torrenegra y un guardia le anunció que la esperaban. Con el mismo porte regio de siempre cruzó el umbral de las puertas abiertas y se encontró a su primo con dos copas listas y un mapa de Poniente.

-Mi Señor ordena y vuestra sierva responde -le dijo con una humildad naturalizada con el tiempo pero que claramente distaba mucho de sentir, y cogiendo la copa que él le ofrecía correspondió a su reverencia con una propia, inclinándose sobre sus rodillas con la práctica que sólo dan la práctica continua y rigurosa y la gracia de un cisne.

Siguió sus pasos, caminando a su lado, hasta el sillón y se acomodó en él sin perder la compostura. Sonrió ante la afirmación del Torrenegra pues sabía de antemano que no es su Luz sino su posible Oscuridad aquello que lo llevaba a convocarla.

-Y las sombras están muy interesadas en captar tu atención, primo, como de seguro imaginas… -comentó, juguetona- en particular por que según de qué lado de la balanza te poses quizás Antigua sea quien marque la diferencia… o quizás no ocurra nada en absoluto, y en realidad las sombras hablan de posibles guerras que pueden no afectarnos si es que sabemos cómo mantenernos al margen… -agregó, mirando la copa mientras pasaba el dedo por el borde con aire enigmático.- Dime, primo, ¿cuáles son las voces que te interesa te susurren primero? ¿y cuán lejos estás dispuesto a llegar por ellas? -agregó, y posó su mano a un costado de su cuerpo, sobre el sillón, a medio camino entre ambos, mientras alzaba la copa hacia su boca mirándolo fijo.
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1823-lynesse-hight
Mensajes :
32

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Garth Hightower el Vie Ago 04, 2017 6:18 pm

The way we light is clouded.
Antigua, el Faro | Año 282

Lejos estaba Lynesse de ser una sierva a los ojos de Garth, y además eso resultaría completamente insultante. La Luz de Antigua era tan parte de la familia Hightower como él mismo, y solo debían eliminarse o considerar de poca monta a los inútiles, o así pensaba el Señor de Antigua y el Faro. Pero no hizo comentario alguno ante la respuesta de la dama, continuando con naturalidad su camino hacia el sofá donde se sentarían y relajarían. Los rumores no debían ser atendidos con nervios a flor de piel, sino que era preferible considerarlos como lo que eran en primer lugar: rumores, y luego planear movimientos de contingencia para prepararse y anticiparse ante ellos.

Sentado con ella a su lado, descansó una pierna sobre su rodilla contraria y apoyó la espalda en el respaldo manteniéndose recto. Sus ojos grises se clavaron en los claros de la Sombra, que empezaba a hablar en los enigmas acostumbrados… pero con más claridad de la que esperaba y eso le resultaba refrescante y, quizás, más peligroso que las palabras escondidas. Pero entendía, entendía a lo que Lynesse se refería con tan buen criterio, y asintió levemente para luego beber otro trago del frutado alcohol proveniente de la isla vecina. Chasqueó la lengua y mantuvo la media sonrisa.

“Creo que quiero escuchar a aquellas sombras que, irónicamente, puedan arrojar luz sobre el Camino que debemos iluminar. Suena entramado, pero estoy muy seguro que entiendes a lo que me refiero.” Aseveró con seguridad, respondiendo la primera pregunta de ella. A lo segundo, sus ojos bajaron a inspeccionar los dedos de la mano de la dama para luego volver a su propio mirar. “Y estoy dispuesto a ir muy lejos por la información correcta. De eso no tengas dudas…” Los orbes de Garth brillaron un minuto como acero afilado, y pensó hacia sus adentros que le daba curiosidad ver cuál sería la reacción de Lynesse si ella supiera lo que él era capaz de hacer para obtener lo que quería.

Jugó con su copa, haciendo girar el vino en su interior. “Seré más específico. Me han llegado rumores de tensiones enormes, sobre todo entre el Príncipe Rhaegar y los norteños… parece que su Majestad ha raptado a Lyanna Stark. Su paradero es desconocido pero, claro, sus parientes… prometido y los amigos de las familias involucradas claman que se ajusticie semejante crimen.” La miró analíticamente, intentando dilucidar algo a partir de los gestos. “Se habla abiertamente de un levantamiento… así que, quisiera saber ¿Cuánto es verdad y cuanto es mentira? Y claro, como tú eres la experta… quisiera ver si puedes condimentar el plato servido con elementos propios.”

El Torrenegra estaba impasible, pero la presencia de Lynesse era inquietante para cualquiera que conociera apenas el lado oscuro de la Luz, y él lo había visto semanas atrás en el velatorio de Baelor, al que ella había insultado abiertamente en una confesión que fue tan oscura como admirable. Recordar aquello le resultaba, de alguna forma, exquisito y le hizo ampliar la sonrisa levemente.

avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t751-garth-hightowe
Mensajes :
147

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Lynesse Hightower el Vie Ago 04, 2017 10:06 pm

Resultaba gracioso, a su manera, para la Hightower el que su primo diera la impresión de que ninguna noticia lograba inquietarlo tanto como su sola presencia pues -a pesar de que él parecía mantener siempre controlado hasta el más mínimo detalle- el ojo experto de Lynesse podía percibir en su lenguaje corporal la manera en que tenerla cerca acababa afectándolo (como al resto de la población masculina) en una especie de mezcla entre atracción, repulsión y deseo casi en partes iguales. Y es que la vanidad de la joven no se alimentaba sólo de su propio ego y ya desde niña había aprendido a captar cierta clase de miradas o ciertas reacciones que daban cuenta del efecto que tenía en los hombres, incluso aquellos que la doblaban o más en edad.

A veces no podía evitar preguntarse ¿qué habría pasado de haber estado más tiempo en la Corte? ¿Habría hecho Aerys de la suyas con su cuerpo? ¿Habría logrado captar de forma permanente la atención de Viserys? Pero preguntarse aquello ya no tenía sentido: Desembarco era ahora un sueño lejano y la Corona un premio que aún distaba mucho de poner alcanzar.

Notó Lynesse que su primo no dijo nada ante su respuesta, e interiormente sonrió consultándose una vez más quién era el amo y quién la sierva en esa relación si es que podía considerarse que alguno de los dos tuviera verdadero poder sobre el otro; y dada la forma en que a ambos les gustaba tirar de los hilos, probablemente se pudiera decir que era de las pocas personas con quienes jugaba ambos papeles a la vez. De vez en cuando lo ponía a prueba -exactamente igual que él a ella- para ver hasta dónde era capaz de llegar, o de qué estaban hechos su carácter y su temple. ¿Era acaso roca? ¿O era tan sólo cristal?

Observó la manera en que su primo se sentara: casi demasiado relajado para estarlo realmente, más conociéndolo como ahora lo conocía… más sabiendo que él podía estar igual de informado que ella, y sus palabras le mostraron que no estaba en absoluto equivocada: a pesar de su aspecto despreocupado era claro que distaba mucho de sentirse en concordancia con ello tal y como quería hacer ver, aún cuando supiera que Antigua en particular no corría riesgo alguno o quizás aún más por ello, después de todo podía o no ser el momento de apostar… Poniente se había vuelto un juego de todo o nada donde las piezas seguirían paradas en el tablero o desaparecerían para siempre. ¿Quienes harían lo uno? ¿Y a quienes le tocaría sucumbir en el proceso?

-Por supuesto… -acotó tras su primera respuesta. Y con respecto a la segunda, su pregunta entrañaba más de lo que él había respondido, pero el sentido que él había elegido al fin de cuentas denotaba los términos en que percibía el trasfondo de sus intenciones: como un negocio, una consecuencia natural del hecho de que ninguno de los dos diera pisada sin hilos, y es que ella quería asegurarse algunos ‘beneficios’ en el proceso que compensara el ‘esfuerzo’ que realizaba asegurándole las espaldas desde las sombras… -aunque claro, que ella disfrutaba el proceso de hacerlo no es algo que fuera a asumir, no al menos si la dejaba en desventaja-. Todo era moneda de cambio y todo intercambiable… por un precio justo.

Sonrió satisfecha tras su afirmación que en nada la había desilusionado. Quisiera o no su primo sabía jugar su mismo juego y un rival digno era siempre un dudoso placer escaso y difícil de encontrar, una aguja en un pajar, tan infrecuente como encontrar un secreto de Dorne estando en medio de las Islas de Hierro.

-No esperaba menos… -agregó como al pasar y volvió a beber de su copa, aún sosteniéndole la mirada, a medias desafiante, a medias traviesa; y, como solía ocurrirle en casos como ese, se preguntó hasta dónde sería capaz de llegar, qué tan despiadado podía ser.

-Creo que no me necesitas a mi para que te confirme que nadie va a ajusticiar a Rhaegar, ¿verdad? Al menos no de parte de la Corona… -comentó mirándolo a los ojos, y luego bajó la mirada hacia el mapa desplegado próximo a ellos.- Es un bonito mapa el que tienes ahí… digno trabajo del mejor de los maestres de la Ciudadela… Y sin embargo si los eventos se dan como parecieran quizás tengas que mandarlo a hacer de nuevo -acotó, espiándolo con el rabillo del ojo a ver cómo reaccionaba.- Se dice, en efecto, que Rhaegar ha raptado a Lyanna Stark ¿pero fue realmente un rapto? -le preguntó dejando la insinuación en el aire.- Es evidente que su familia no dirá lo contrario pero.... También se dice que su paradero no es en absoluto desconocido, pero algo me sugiere que a eso ya lo sabías… -agregó, dándole el crédito por el dato, sólo por jugar. Suspiró entonces, como si fuese árduo el trabajo de ver los hilos que se entretejían dentro del marco de los Siete Reinos.- Hay un largo camino desde el Norte hasta Dorne… -agregó mientras su mano recorría ahora desde el borde de la copa hasta la base- y lo más probable es que al final del viaje descubran que Rhaegar y ella no están solos -agregó, pues sus fuentes le habían confirmado que Arthur Dayne estaba con ellos, algo lógico pues ella misma sabía que el príncipe tenía en verdadera estima a la Espada del Amanecer, viceversa.

-Un venado y unos lobos corriendo en el desierto... ¿No es una imagen por demás curiosa? -agregó sonriendo- Más quizás lo más interesante sea el pescado que se cuece con los rayos de Tormentas… -repuso luego- que aunque aún no está lo suficientemente cocido a la larga sabrá hacia qué lado apuntar..

- ¿Has visto? En verdad he sido generosa… no puedes decir que no -le dijo, sonriéndole dulcemente, sin develar la noticia más importante, una que poco tenía que ver con el juego planteado y mucho con ellos dos.
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1823-lynesse-hight
Mensajes :
32

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Garth Hightower el Sáb Ago 05, 2017 6:52 pm

The way we light is clouded.
Antigua, el Faro | Año 282

Lo extraño era que si necesitaba de la voz de su prima para confirmar rumores, pues de otra manera no la habría consultado. Enarcó una ceja como indicando ese pensamiento, pero se decidió por escuchar… era clave para el gobierno correcto de un feudo, escuchar y anticiparse. El comentario sobre el mapa hizo todo más interesante, dando cuenta de que los eventos parecían mucho más graves de lo que se sugería en la calles de Antigua. Pero, de nuevo, la ciudad del Faro era una isla en un mar conflictivo que raras veces sentía el embate del oleaje.

“Lástima… me gusta este mapa…” murmuró con mucha ironía. Se irguió y fue a recorrer la mesa, acariciando la superficie del papel con la yema de los dedos de la mano libre. “Rapto o no, las consecuencias políticas de dicho acto hacen que yo deba considerar cambiar este mapa, prima. Creo que es irrelevante, al menos… personalmente hablando” se encogió de hombros y volvió a mirarla a los ojos, comenzando a divertirse con el intercambio de palabras. Lynesse era una dama inteligente, y solo con la gente inteligente él se sentía de humor para platicar.

El paradero sí era algo relevante, y Garth se vio notoriamente estimulado por aquello, manteniéndose erecto sobre sus piernas y adoptando una postura mucho mas expectante. El dedo del Torrenegra se posó en Poso Cailin y bajó con suavidad hasta posarse en el Paso del Príncipe, en la entrada de Dorne. “Es un camino… muy largo y arduo. Deberían descansar en algún lugar, y dudo que los Martell vean bien que el Príncipe Heredero huya con una mujer que no sea la Princesa Elia.” Sugirió, su voz potente rebotando en el estudio. “Por lo que estarán de incógnito…”

Pero, verdaderamente, lo que mas le importaba eran las acciones concretas de los implicados. De los Norteños, de los Tormenteños y de la Corona. “¿Una trucha en Bastión de Tormentas? Interesante, eso no me lo esperaba personalmente…” Pero se giró para encararla a ella de nuevo, inspeccionando su propio lenguaje corporal. “Has sido… generosa en tu tarea encomendada. No esperaba menos de una Maestra de Sombras, Lynesse.” Caminó con seguridad hasta su encuentro y le tendió la mano, con la intención de comenzar un paseo nocturno.

“Sabes, algo que siempre admiré de tu padre era su discreción. Era un hombre reservado y de pocas palabras, que se guardaba lo mejor para el final…” declaró con cierto tono sugestivo “Y da la casualidad que has heredado algo de sus gestos, como el brillo de tus ojos cuando algo escondes. O quizás pretendes rematar a tu presa con una última y letal estocada de información. ¿Qué precio tiene estos nuevos rumores, Luz de Antigua?” Sus dedos de guerrero, rasposos y gruesos, tomaron los finos y delicados de la dama y la condujeron al balcón, donde se extendía ante ellos toda la ciudad… y el Mundo prácticamente, puesto que el Faro era la construcción más grandilocuente de toda la humanidad.


avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t751-garth-hightowe
Mensajes :
147

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Lynesse Hightower el Sáb Ago 05, 2017 8:43 pm

Sonrió a causa de la ceja alzada de su primo: era la segunda vez en aquella conversación que parecía no entender lo que decía. ¿Realmente pensaba que Aerys iba a castigar a Rhaegar por escapar con la norteña? ¿Aerys iba a sancionar a su hijo por promiscuo? ¿Justamente Aerys? ¡Ja! Mientras su idílico berrinche no se convirtiese en una causa de rebelión, de seguro el Rey lo dejaría correr por Poniente como un conejito sin preocuparse. No obstante los escrúpulos del mandatario poco harían por evitar poner a prueba lo que se decía sobre los hijos del dragón y el fuego si es que osaba levantar la mano en su contra. ¿Y lo haría? Por ahora parecía sólo demasiado compenetrado en escapar y vivir su romance de fuego y nieve.

-A muchos les gusta y sin embargo más de uno piensa en cómo cambiarlo… -acotó. No ellos, a la vista estaba: Antigua se había mantenido al borde de las muchas peleas iluminando la ignorancia y la brutalidad de la guerra desde su altivo puesto, juzgando a unos, compadeciendo a otros, relatando las crónicas de los reinos y los reyes que iban y venían a lo largo del tiempo.

-¿En serio lo crees? -le preguntó alzando las cejas, y se alzó de su asiento acompañando el gesto de él pero desde el lado opuesto de la mesa.- Si lo que se dice es cierto, los lobos aúllan pensando en lo injusto del acto de Rhaegar y el Venado no dista mucho de hacer lo mismo (por no decir que se ha apuntado primero a la lista de quienes quieren cortarle la cabeza al Príncipe). Sin embargo… si fue un rapto en algún momento Lyanna pedirá ayuda, tratará de salvarse de su real y fatídico destino como amante de alguien que no ama, y existe la posibilidad de que el bondadoso Targaryen acabe hartándose de ella y de fin a su vida…, acabando así también su idílico capricho y obteniendo al mismo tiempo una excusa y el apoyo del rey; y si bien es cierto que los lobos podrían aullar considerándolo su justo derecho, los dornienses acabarían por respaldar a Aerys en pro de custodiar el honor de su princesa... Pero el resto de los reinos se alzaría, y ella se convertiría en el mártir que desatara la guerra. Si en cambio no lo fue… pues… los dornienses podrían sentirse insultados por el romance del Dragón con la Stark, más aún dada la burla de llevarla a la Torre de la Alegría, al propio Dorne, para ocultarse y entonces podrían quitarle el apoyo a Aerys pero los Stark tendrían menos razones para aullar por la injusticia aunque tal vez podrían acicatear el ego del Venado. La pregunta entonces es: ¿Robert Baratheon sería capaz de alzar una guerra por su ego herido o en cambio quedaría destrozado al pensar que la mujer que ama eligió a otro? ¿Lo secundarían sus vasallos y el resto de los reinos si Lyanna Stark eligió a Rhaegar en lugar de ser consecuencia de un acto desleal? ¿O tan sólo la verían como a una mujerzuela norteña que no hizo más que romper sus votos? -le consultó mirándolo.- ¿Lo seguiría siquiera su propio hermano? Bien sabido es que Stannis Baratheon es la cara opuesta de Robert, y difícilmente se deje embarcar en una puja armada por una mujer…

-Todo da para pensar que habrá pronto una reunión en Aguasdulces -comentó como respuesta a sus dichos.- Y como consecuencia de ella los tormenteños se llevarán de recuerdo a una de las truchas… ¿Qué crees que eso podría significar… justamente ahora? -le dijo sin decir. Las alianzas parecían ir comenzando a percibirse: Norte – Tormentas- los Ríos por un lado, Dorne – Coronas por el otro. ¿Qué ocurriría con el valle? ¿Qué papel jugaría? Los susurros en ese sentido aún no eran claros y ella no se atrevería a jugar sobre piezas que aún no dejaban entrever sus movimientos. Se apoyó sobre ambas manos en la mesa tratando de visualizar interiormente las jugadas que aún no llegaba a ver.

Su primo dio entonces la vuelta al mapa hasta enfrentarla nuevamente lado a lado. Se cogió de su mano aceptando su invitación, con una sonrisa. Sabía que tras el halago había algo oculto, y estaba segura de que él intuía al mismo tiempo lo que ella guardaba… después de todo no en vano era la Maestra de las Sombras, tal como él había puntualizado un par de latidos antes.

-Pues por lo visto he heredado su discreción y tú el saber observar que tenía el tío… -le dijo, y sonrió nuevamente. Contempló la vista, imponente y al mismo tiempo esperable del mundo bajo los pies del Faro. A su manera eran reyes en su propio territorio, aún cuando no ostentasen ninguna Corona. Los Tyrell tenían poder, es cierto, y su hermana se había encumbrado en la sociedad ponienti a causa de ese enlace: ¿pero quién guardaba más astucia? Tenían menos enemigos, allí ocultos entre los maestres, que las rosas. Históricamente Antigua no había insultado a nadie y más de una vez temía lo que podría llegar a significar para su hermana y sus sobrinos las viejas luchas de poder en el Dominio… Pero las rosas eran sensatas por costumbre y crecían fuertes… no había razones para temer que pudieran estar en riesgo, no al menos mientras aún hubiese terrenos neutrales y Aerys estuviese ocupado con las guerras de otros lares.- ¿Qué precio tiene? Mi destino, primo, nada más ni nada menos que mi destino. Cuando llegue el momento quiero tener el derecho de elegir con quién habré de casarme -afirmó mirándolo a los ojos una vez más. Era evidente que él tendría que enlazarse con alguien y no sería justamente con ella. Y ella no quería ser una pieza en el tablero de alguien más, o al menos no si el resultado no le convenía; ya había estado sometida a las arbitrariedades de Baelor durante demasiado tiempo.
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1823-lynesse-hight
Mensajes :
32

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Garth Hightower el Mar Ago 08, 2017 10:58 pm

The way we light is clouded.
Antigua, el Faro | Año 282

El análisis sesudo que ella le expuso acerca de la situación era impresionante. Garth asintió en silencio, mirando las líneas geográficas del mapa de Poniente mientras la voz cristalina de su prima desdibujaba lo que veía en nuevas posibilidades, en nuevos horizontes. “Cuánto daño pueden hacer los jóvenes en su estupidez. Dinastías enteras han caído por menos de lo que Rhaegar y Lyanna han hecho, y lo peor es que no caerá sobre ellos el peso de la culpa porque estarán muertos.“ reflexionó, no como respuesta a algo en particular que Lynesse hubiera dicho, sino como una realidad ineludible. De nuevo, poco le importaban el príncipe melancólico y la doncella lobo… sino lo que provocarían.

Volviendo de su trance, ensartó su mirada gris en los claros ojos de su familiar antes de elevar de nuevo su potente voz. “Los hombres heridos en su ego hacen cosas peores que tan solo levantarse en rebelión abierta. Robert Baratheon es un hombre admirable, pero cuya principal característica es su carisma y la fuerza con la que empuña su martillo. Tengo esperanza en que escuche a su hermano que, como señalas es la cara opuesta, pero leal.” Pero el Venado no era para subestimar… había perdido un amigo, una prometida y había amenazas de que podría perder mucho más. Poniente se balanceaba de nuevo en una cuerda en la que muchos animales posaban su peso.

Allí estaban, con el mundo a sus pies. Ambos descendientes de Maris la Doncella y de Uthor de la Torre Alta, y con aspiraciones a más. “El momento de las alianzas es antes de la guerra. Si el venado se codea con las truchas entonces lo que se charle en esa reunión es clave para el futuro de ambas casas. Una mancha más a un buen mapa.” La atención de Garth se posó sobre las velas de un dromón que se acercaba al Puerto de los Septos, y sus ojos permanecían impertérritos, analizando interiormente lo que la Luz de Antigua le confirmó por un lado y le reveló por el otro.

¿Y qué podía exigir alguien que aspiraba a más? Pues aquello que le permitiera catapultarse. En el caso de Lynesse su pedido había sido sospechado por su primo antes de que dijera nada. “Un derecho único, para una dama única… ¿Eso pides, Mi Lady?” preguntó girándose y apoyando el costado del cuerpo en la barandilla del balcón, mirándola atentamente y bebiendo el último sorbo de vino. “Pues mereces tener decisión sobre tu propio destino.” Añadió con simpleza. El Torrenegra había vivido desde su adolescencia en Essos y en Dorne, lugares donde las mujeres tenían sus derechos propios y nadie elegía por ellas, al menos las damas de clase noble. Había, como en cualquier sociedad patriarcal, fuertes elementos de dominio masculino… pero todo era más laxo allí. Joder, si hasta había visto a “damas” empuñar lanzas y espadas con la misma frecuencia que a caballeros.

“No soy tu dueño, Lynesse… así que tienes mi bendición en la búsqueda de tu propio marido. Sin embargo…” dijo, ésta vez sus ojos brillaron con un deje de advertencia y sus labios se entreabrieron en un gesto de advertencia. “Tu libertad tiene una gran responsabilidad consigo, y esa responsabilidad es para con la casa Hightower. Como tu sabes mejor que yo, los tiempos que se avecinan son tormentosos, y solo las familias con fuertes lazos diplomáticos se mantendrán en pie… por tanto, elige tu sola. Pero elige sabiamente.” La simpleza de las palabras de Garth era, quizás, abrumadora. Era un gesto pocas veces visto entre señores de Poniente darle tanta libertad a las mujeres de sus casas, pero él estaba convencido que no tenía sentido obligar a su prima a nada, porque eso generaba mas enemistades que buenas relaciones. Por otro lado, él estaba seguro que en un futuro le diría exactamente las mismas palabras a su hija, cuando la tuviera.


avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t751-garth-hightowe
Mensajes :
147

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Lynesse Hightower el Miér Ago 09, 2017 5:41 am

-Quizás… -dijo, ‘dependiendo de cómo hagan sus movimientos’, pensó en una clara analogía con el sitrang.- aunque sí, probablemente al fin de cuentas de una u otra forma el final sea el mismo: o lo acabará Robert por considerarlo culpable de lo que sea que le pase a Lyanna o lo acabará Aerys por considerarlo responsable de una revuelta, y otro tanto le ocurrirá a la loba -agregó.- De hecho, quizás si no la mata Robert por traicionarlo, o Rhaegar por estar harto, o alguno de sus guardias para acallar la infamia del príncipe si fue un rapto, la acabe matando Brandon Stark si lo que cuentan con respecto a cómo han quedado los lobos es cierto… -heridos, tullidos, marcados, muertos en vida o simplemente muertos.- Pero lo importante es el cómo reaccionará el resto, en qué circunstancias acabarán muertos y qué consecuencias tendrá.

-En otras palabras: un venado sin cerebro, o irreflexivo (que viene a ser lo mismo a los efectos prácticos) -afirmó mirándolo. ‘Y por tanto manipulable si cae en las manos correctas’- en contraposición a su hermano que, según dicen, es un venado en extremo cauto -‘casi un Swann’, pensó con una sonrisa recordando el lema de los cisnes-. No me extrañaría que Stannis acabase colocándose en franca oposición a la elección de Robert si es que la oportunidad se diera de que pueda elegir, aunque no sé si por leal o sólo por prudente… y sin el apoyo necesario por más que el Baratheon trate de hacer pagar al príncipe por su ego herido, difícilmente pueda llevar a término a algo más que su linaje o su propia persona, menos aún al reino. Salvo, vale decir, que la oportunidad le sea útil a otros como excusa, y entonces quien cargará con el peso de la culpa o el éxito (según sea el resultado) no serán quienes encendieron la chispa sino el que oficie de paladín del incendio -‘o acabará arrodillado y sangrante, o acabará rey’.- Ya antes de empezar el venado ha perdido mucho más que el resto. Quizás trate de levantarse en rebelión aunque más no fuere para justificar las pérdidas, para cobrar a otros el mismo precio que él ha tenido que pagar… como los hijos del hierro hará que el resto salde con sangre y acero su deuda.- Y de seguro aquella no era ni sería ni la primera ni la última guerra generada por cuestiones parecidas.- De poder elegir… ¿preferirías que Aerys caiga o que se mantenga en el puesto? -le preguntó midiéndolo.- Sé que no vamos a tomar partido alguno… o quizás sí, ¿pero cuál crees que sería mejor opción para nosotros? -El Faro seguiría iluminando como siempre, más las piezas estaban en movimiento e independientemente de cuál fuera el resultado alguna repercusión tendría, aunque más no fuere a la hora de elegir las relaciones que deberían establecer. Sin embargo, como en cualquier negocio, lo importante no siempre era pensar en lo justo o injusto que los participantes podían ser sino en cuál sería la opción que redundase en beneficios...

-Otra frontera que se diluye y por supuesto tendremos ojos y oídos bien predispuestos en ella… -afirmó sonriendo mientras caminaban hacia el balcón.- El lado de la balanza hacia el que se decante medio Poniente dependerá en gran medida de lo que decida no el Baratheon impulsivo sino el sensato… -¿tiraría de los hilos de Aguasdulces y los Tullys el venado o por el contrario velaría por su sola seguridad dejando a Robert por su cuenta y cargo?

-En efecto. Un derecho del que no debería haber sido privada desde un comienzo pero que creo justo negociar… ahora que entre las partes nos entendemos mejor… -comentó, divertida. Era bastante más fácil dialogar con Garth de lo que había sido intentarlo con Baelor y lo confirmó tras escuchar su afirmación.- No te preocupes, primo, habrás de saber cuál será mi elección en el momento en que la haga y podrás dar tu opinión al respecto, tenlo por seguro, al fin y al cabo has sido tú quien ha abierto la puerta para ello… ¿no es verdad? Los Hightower no tienen lluvias como en Castamere y sin embargo el agua fluye por los barcos y los hunde igual de accidentalmente que aquella que inundara la casa de los Reyne… tiempo atrás -dijo sin decir, pues había descubierto el secreto, y su libertad no era sino consecuencia de los actos que él mismo había llevado a cabo. Y una vez más quedaba claro por qué era la Maestra de las Sombras de Antigua...
avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1823-lynesse-hight
Mensajes :
32

Volver arriba Ir abajo

Re: The way we light is clouded (Lynesse |FB)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.