Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

» La Pequeña Política
Vie Ago 18, 2017 10:13 am por Diana Belmore

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

Casting para Arthur Dayne

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para Arthur Dayne

Mensaje por Arthur Dayne1 el Jue Ago 03, 2017 7:14 pm

283 AC, fortaleza roja

La tenue luz del amanecer ingresó con cautela entre las cortinas, el guardia real no había podido dormir aquella noche, realmente, ninguna desde que Rhaegar Targaryen había fallecido. Sus parpados intentaban no caer sobre sus ojos, llenarlo todo de oscuridad, sumirlo en el abismo en el que entraba al caer en manos del sueño, vislumbrando en cada una de sus pesadillas la sangre de su mejor amigo en sus manos, aquél al que había jurado proteger con su vida y al que juró que vería de nuevo, en esa vida o en la otra. Todavía recordaba las noches en que el príncipe se sentaba en el lugar que lo había visto nacer, rasgueando, más que las cuerdas de la lira, las cuerdas de su alma. Y Arthur lo contemplaba, dubitativo, preguntándose si aquél sería el rey más grande que alguna vez podría llegar Poniente a tener.

Pero ahora el próximo mejor rey estaba muerto, y él servía al peor de todos ellos. Aún en madrugadas como esa, donde el silencio prevalecía por encima de todas las cosas, podía oír los sollozos del pueblo llano por la muerte de un grande. Él había podido impedirlo cuando en la Torre de la Alegría se enfrentó al Gran Venado, dejándolo inconsciente rápidamente. Todo habría acabado y su príncipe estaría vivo a día de hoy. Pero los Dioses no lo habían querido así y el que con vida estaba no era otro más que el hombre que condenó a muerte a la mujer que más amaba, aquella por la cuál los Siete Reinos sangraron. La Espada del Amanecer se levantó con melancolía en sus ojos, esa misma que hacía mucho tiempo había caracterizado a su príncipe, esa misma que le había heredado con su muerte. Tomó con fuerza a Albor, impotente, sintiendo que aquél amanecer su mente le traería sus peores recuerdos nuevamente.

Tras la muerte del príncipe, Arthur había vuelto a servir al rey, el cual le había conferido el perdón real y al mismo tiempo había maldecido entre susurros por no poder quemarlo vivo por traición por ser su mejor caballero. Había viajado al Valle para dar fin a los traidores y había acabado con el, en ese momento, último Arryn. Había matado a más de cien hombres en esa sola excursión al Valle y no se había dado cuenta que todas aquellas muertes se habían estado sumando a él, habían estado en sus hombros todo ese tiempo. No sólo la muerte de las personas del Valle, si no todas las que alguna vez había asesinado y la de todos aquellos que había visto morir frente a sus ojos, y todo ese peso, sumado a la muerte de las únicas dos personas por las que podría haber dado todo, habían hecho desaparecer esas sonrisas que antes de aquello tanto otorgaba y que ahora eran, más bien, escasas. A su alrededor, en aquella grande fortaleza, todo se había marchitado.

¡Ven aquí, maldita sea! —exclamó el rey, que había despertado.

Sus compañeros de la Guardia Real estaban a su alrededor, el comandante de ellos, el Toro Blanco, lo instaba tambien a que se acercara. Arthur se acercó a ellos, y se posó frente al rey un momento. Se imaginó a sí mismo apretando el mango de su espada fuertemente, desenvainándola y decapitando al que había asesinado, directa o indirectamente, a muchos de los que alguna vez había querido. «Podría hacerlo, debería... alguien debería», pensó un instante, cegado por el sueño, por la rabia, por recordar a Rhaegar una vez más. Luego reaccionó y todos sus pensamientos se desvanecieron. Tomó su posición al lado del rey, como debía ser, como hacía todos los días. Él era un hombre del rey, siempre lo sería, lo había jurado con su vida, no con la de Rhaegar, debía recordar eso, no podía hacer una locura, Ashara enloquecería, Allyria lloraría su perdida, él perdería su honor, que a estas alturas, era lo único que le quedaba.

Arthur era un caballero del rey, un Guardia Real, siempre lo sería, pero no importa qué, siempre recordaría a todos aquellos que por ese mismo rey había tenido que asesinar, y sobretodo a su príncipe, el hombre más grande que conoció Poniente, siempre lo recordaría, en esta vida y en la otra.
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
2

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para Arthur Dayne

Mensaje por Antiguos Dioses el Jue Ago 03, 2017 11:53 pm


Aceptado



PD: No lo dudé ni un segundo.
avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com
Mensajes :
1715

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.