Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

» La Pequeña Política
Vie Ago 18, 2017 10:13 am por Diana Belmore

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

Maestre William de Isla Zarpa (Completa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Maestre William de Isla Zarpa (Completa)

Mensaje por Maestre William el Mar Jul 11, 2017 7:47 pm

Maestre William



"No somos seres racionales. Somos seres emocionales que pretenden razonar"
William de Harroway

55

-

Maestre

Ninguna. Juramentado de los Celtigar

Isla Zarpa

Sean Connery

No
Personalidad


El viejo maestre es un hombre, sobre todo, curioso. Su alto entendimiento e intelecto lo han llevado a razonar y estudiar los más diversos campos del conocimiento, por lo que es considerado sabio. Durante toda su juventud se preocupó por aprender indiscriminadamente, teniendo una actitud, incluso, egoísta… de la que hoy día se avergüenza, e intenta reparar. Tiene un sentido de la justicia muy marcado, así como el del deber. Ahora mismo su lealtad está con la casa Celtigar, pero a su vez, hace muchos años, se prometió a si mismo que velaría por el bienestar del Reino, y eso significaba mantener la prosperidad de la gente del común… pues él mismo nació plebeyo y en su arrogancia se olvidó de algo tan esencial para sí.

Al ser tan perspicaz y erudito, desarrolló una gran capacidad para el humor, pero inteligente y sutil. También es muy responsable, y a veces  en su fuero interno se exige para dar todo aquello que no dio a la humanidad en su momento. Es una visión de la realidad bastante particular, pero la enseñanza recibida en la Ciudadela lo ha convencido de que el conocimiento es de todos los seres humanos, no de unos pocos.

Simula seguir el código de su orden de no entrometerse en los asuntos políticos del Reino, pero en realidad trabaja desde las sombras para que los actuales enemigos del Trono de Hierro caigan… y da la casualidad que los que ostentan más poder son los enemigos del mismo a los ojos del viejo y sabio Maestre.

Por otro lado, siempre fue un interesado por lo sobrenatural, y tiene planes de escribir su gran obra con temas relacionados a lo mencionado.


Virtudes y Defectos
Linaje

Virtudes

  • - Sabio, erudito y curioso.
  • - Culto, de buen humor y responsable.
  • - Su cadena de Maestre es digna de un Archimaestre, por lo que es docto en muchas áreas incluyendo la magia, geografía, idiomas, historia, heráldica, medicina, alquimia, crianza de cuervos, etc.


Defectos

  • - Guarda secretos, incluyendo a aquellos a los que es fiel. No confía en la humanidad pese a considerar que él vela por ella.
  • - Es severamente rengo de la pierna derecha, teniendo que usar un bastón para moverse.
  • - Posee mucho rencor, productos de su arrogancia y orgullo dañados y devenidos en la destrucción de todo lo que él conoció alguna vez.



  • Padre: Emmos, granjero de Harroway (muerto)
  • Madre: Oslyn, granjera de Harroway (muerta)
  • Otros: Jannos, tío Septón de Harroway (muerto), varios hermanos y hermanas muertos, sobrinos en estado desconocido para él.

Historia


“Dejar el arado y alzar la pluma”

William de Harroway nació en una familia de granjeros de la aldea mencionada en plena Tierra de los Ríos. Fue el cuarto hijo, y el tercer varón en la familia que, a pesar de ser campesina, nunca fue pobre en su corazón. Esto quiere decir que lo que carecían en recursos lo compensaban en buena fe, puesto que tanto su padre, Emmos, y su madre, Oslyn, fueron buenas personas que cuidaron de su descendencia y tierras, sirviendo a sus señores feudales y jamás retrasándose en diezmos o pago de impuestos. <> eso solía decir su progenitor mientras araba la tierra para la siguiente cosecha.

No hay mucho para decir de los tempranos días de William. Fue un niño revoltoso, como cualquiera de su edad, aprendiendo de la experiencia hasta que alcanzó la edad de siete días del nombre, cuando comenzó a ayudar a su padre en el campo junto a sus hermanos mayores. La granja que le pertenecía a su familia siempre dio de comer, pero requería que sus miembros trabajaban. Pero lo notable de William era su intelecto y percepción, que se fue acentuando con el paso de los años.

El destino quiso que Emmos tuviera un hermano, Janos, que para escapar de la pobreza que solía ser el destino de los Segundos hijos de labriegos, se unió a la Fé de los Siete, y al cumplir los 35 días del nombre se volvió Septón de Harroway. Muchos dirán que el cinismo y la astucia de Janos lo hicieron tomar los votos con tal de no morir de hambre, pero la verdad era que el sujeto se desempeñó excelentemente en sus funciones como Septón, y jamás guardó rencor por la familia de Emmos… todo lo contrario a decir verdad.

Fue el hombre de fé el que descubrió la inteligencia de su sobrino un día nublado cuando estaba enseñándole las escrituras del “La estrella de Siete Puntas” a William. El muchacho no solo recordó todo lo que se le dijo, sino que luego comenzó a dibujar las letras del libro sin saber de qué se trataban, pero su caligrafía era mejor que la de muchos letrados sin saber de qué se trataba cada símbolo. Janos, entonces, entendió que estaba frente a un talento… uno que era muy sencillo que se echara a perder, y vio mucho de él en su sobrino.

El destino volvió a sonreir a William, que habiendo demostrado su curiosidad y capacidad para aprender demostró a sus progenitores que no estaba bien aprovechada su vida en la granja, y otra realidad era que al ser el tercer hijo varón no heredaría nada de sus padres. Por otro lado, varias políticas impulsadas por el Rey Aegon V beneficiaron a la gente del común, incluyendo a almas perdidas con destinos inciertos como la de William. Janos, conociendo el perfil de su sobrino y siendo lo suficientemente despierto como para admitir el aspecto doctrinario de la Fé de los Siete, recomendó a su hermano Emmos que enviara al niño a Antigua… a la Ciudadela de los Maestres, donde aprendería muchísimo más de lo que la Fé pudiera enseñarle.

“Los eslabones que no adeudan.”

Emmos y Oslyn aceptaron con tristeza en el corazón, pero sabiendo que su hijo sería feliz allí y no cultivando granjas. Así, luego de un año, William pasó de ser un granjero a acólito, pues obtuvo dos eslabones de su futura cadena en muy poco tiempo. No hay que especificar que su mente era envidiada tanto por colegas como por superiores, poniéndole muchas piedras en el camino, pero el rivereño siempre superó todas manteniendo un bajo perfil, pero expandiendo sus conocimientos en el proceso. A los veinticinco días del nombre, William se hizo con el puesto de Bibliotecario jefe de la Ciudadela, teniendo acceso a todas las colecciones, y forjó una cadena que le rodeaba el torso en diagonal, pero sus aspiraciones no eran políticas… simplemente devoraba conocimiento.

Dos de hierro negro, uno de hierro normal, tres de plata, dos de plomo, uno de oro, dos de plomo, tres de acero, etc. Muchos fueron los conocimientos acumulados por William durante su época como Bibliotecario, pero de todos los eslabones de su cadena el que buscaba y que más difícil era de dominar era el de acero valyrio, pues el estudio de la magia no era para cualquiera. La dificultad mayor estaba en la falta de maestros respecto al asunto, pero teniendo toda la biblioteca de la Ciudadela a su disposición, William no tardó en conseguir pistas al respecto.

Al tiempo el primer gesto de ambición apareció en el maestre. Una de las tareas principales del Bibliotecario era la de obtener nuevos volúmenes para la Ciudadela, ya fuera de Poniente o de Más Allá del Mar Angosto, y con la excusa de ir a buscar escritos en Volantis, William partió junto con algunos acólitos y el permiso de su orden. Así, el rivereño conoció gran parte de las ciudades libres, y obtuvo datos, libros y testimonios que lo llevaron al estudio del arte oculto. Pero a pesar de perseverar año tras año, William no solo no pudo dominar la magia (como originalmente se había planeado) sino que su soberbia le costó caro.

“El coste del saber”

“La psoriagrís es una enfermedad poco común. Es dañina en niños y jóvenes, pero no letal, dejando marcas de por vida en la piel del afectado. En cambio, en los adultos es mortífera, puesto que recorre todo el cuerpo hasta endurecer la carne y los órganos vitales. Antes de esto, el cerebro de la víctima se ve dañado, y el individuo se vuelve un ser más cerca de las bestias que de los hombres, atacando irracionalmente a sus pares.” Esa es una definición muy normal de la enfermedad gris, y el único lugar donde suele verse es en la rivera del Río Rhoyne… donde efectivamente, William se enfermó.

Notó los síntomas en seguida, en su pierna. Habiendo estudiado mucho sobre enfermedades y anatomía humana, el entumecimiento de su extremidad izquierda desembocó en dolor, y pronto tuvo escamas de piel gris y dura. Resignado, y sabiendo lo desesperado de la situación, el maestre ordenó a sus ayudantes que le cortaran el músculo, esperando que de alguna forma no tuviera que perder toda la pierna. Así, en la ciudad de Volantis, el bibliotecario fue privado de gran parte de su movilidad, pero salvó su vida.

Su mente pragmática lo hizo darse cuenta de que tan cerca de la muerte estuvo, y que su hambre de conocimiento… era peligrosa. Volvió a la Ciudadela, frustrado y usando un bastón para moverse desde ese momento para continuar desempeñándose como Bibliotecario Jefe. Por suerte, los conocimientos adquiridos sobre la magia, la hechicería, la Antigua Valyria, Rhllor, teorías de biología e historia de los Hijos del Bosque y los Antiguos Dioses, las leyendas de Asshai y las tierras más Allá de la Sombra fueron suficientes para forjar el eslabón de acero valyrio en su cadena, pero para él no era suficiente y jamás lo sería.

La enfermedad le dio una perspectiva del mundo diferente. Hundido en sus libros y preso de su increíble intelecto, el maestre se dio cuenta de lo egoísta que había sido. Su orden estaba comprometida con Poniente, y todo su saber no serviría de nada si no lo comunicaba o ayudaba a algún señor, como sus compañeros y hermanos. Así, en el año 249, William entró en servicio de la casa Roote, en la tierra de los Rios. No fue el destino… él eligió esa familia porque su dominio se extendía sobre la aldea de Harroway, donde él había nacido y donde sus sobrinos todavía vivían como dueños de la granja familiar.

“El caballero del saber”

Años felices fueron los que le siguieron. El Maestre sirvió durante casi veinte años a Oscar Roote, y tuvo la posibilidad de continuar sus estudios y brindando su conocimiento para mejorar la calidad de vida de los aldeanos. William encontró paz en las tareas cotidianas, pero sus cuervos siempre estaban inquietos. Él mantuvo atenta mirada sobre el Reino, enterándose de los eventos que rodearon el ascenso y caída de los tres reyes Targaryen a los que le tocó vivir. Aegon V fue querido por la gente común y resentido por la mayoría de los nobles, Jaehaerys II hizo lo mejor que pudo en su reinado y tuvo que enfrentar a la guerra de los Reyes Nuevepeniques, a la que su Señor feudal tuvo que asistir bajo la bandera de los Tully, pero de alguna forma William consideró al mencionado rey digno de respeto. Aerys… Aerys fue un asunto completamente diferente.

Primero como un brillante joven, el Rey Loco se transformó en un monstruo con el paso del tiempo. Semejante monstruosidad fue que luego de los eventos que rodearon al príncipe Rhaegar y la muerte de Lyanna Stark en la Torre de la Alegría, la guerra consumió Poniente y… para variar los Ríos sufrieron más que nadie. El fuego quemó el mapa del Tridente, y los Tully no tuvieron tiempo de reaccionar. Antes que nadie se diera cuenta, Hoster estaba muerto y Brynden, veterano de guerra y consumado caballero, cayó por engaño y artimañas. Los Roote y la aldea de Harroway fueron diezmadas y William fue obligado a ver como su casa y familia biológica ardían en manos de las tropas del dragón. Su vida fue perdonada por ser Maestre y por tener fama por sus escritos, ya que el hermano juramentado que seguía al Señor comandante de las tropas reales lo había reconocido.

Se le dio a elegir, guardar silencio y servir a otra familia… o morir. William se avergonzó ese día de elegir vivir, y seguir sirviendo. ¿Por qué había hecho semejante cosa? Era un viejo de 53 años después de todo. Dos años después, en su celda en la Ciudadela, entendería por qué. Un viejo amigo le escribiría con datos de suma importancia y de angustioso significado. Dicho amigo era el Maestre de la fortaleza de los Celtigar, Isla Zarpa y junto con la información le contaba que estaba por morir producto de avanzada edad. Su último deseo era que él fuera el siguiente Maestre de los Celtigar, y que continuara el trabajo que le legaba a él…

La importancia de lo que su amigo le confió fue tal que William no pudo negarse. Había encontrado un propósito y no tardó en presentarse al Consejo de la Ciudadela y pedir el traslado a la Bahia de Aguasnegras… cosa que le fue concedido.


¿Cuál es tu papel en el Juego de Tronos?


El juego de Tronos es el más despreciable de los juegos, pero eso no lo hace menos real. No soy un jugador, detestaría esa posición… jugadores son los grandes Señores, o los hombres que tienen visión y ambición. Yo soy un individuo que vio los mejores días de su vida pasar sin pena ni gloria, hundido entre mis tomos de conocimiento y que olvidó el propósito de su existencia…

Pero ahora lo he recordado. No… no soy un jugador del Juego, no busco ganancia personal, pretendo ser la artritis en las manos de los que lo intenten jugar, puesto que ningún hombre o mujer nacido en la más alta cuna o en la más miserable de las chozas merece ser tratado como una pieza. Todos sabrán con los monstruos con los que se codean.
avatar
Pueblo Llano
Ver perfil de usuario
Mensajes :
144

Volver arriba Ir abajo

Re: Maestre William de Isla Zarpa (Completa)

Mensaje por Antiguos Dioses el Vie Jul 14, 2017 4:09 pm


Ficha Aceptada

Trabajar bajo las sombras es, quizás, la más difícil misión que enfrentas ahora, Maestre. Que la luz de tus Dioses te guíen porque tu sendero está lleno de oscuras sombras que, tal vez, no puedas discernir.

avatar
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com
Mensajes :
1715

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.