Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Trama Global I Heridas del Pasado | Libre
Miér Mayo 16, 2018 5:35 pm por Destino

» Cuervos a Lady Cersei Lannister
Vie Sep 22, 2017 3:19 am por Destino

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 7:34 pm por Invitado

» Until my heart Stops beating X Élite
Mar Sep 12, 2017 9:30 pm por Invitado

» Nevermore ϟ Afiliación elite
Lun Ago 21, 2017 4:57 pm por Invitado

» Casting para Daenerys Targaryen
Dom Ago 20, 2017 1:11 pm por Daenerys Targaryen

» Cierre.
Sáb Ago 19, 2017 5:06 pm por Antiguos Dioses

» Untimely Arrival (Viserys Targaryen)
Sáb Ago 19, 2017 2:39 pm por Darren Belmore

» Una abeja en la Tormenta [Bryen Caron]
Sáb Ago 19, 2017 4:55 am por Maestre Aaron

Afiliados Hermanos
Directorio 2 de 12
Afiliados Élite 8 de 45
GoT: Rising Ashes

Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tablón de anuncios por Pyrite Wolf
» PSD, texturas y recursos de Picanta y Morrigan
» Imágenes y texturas de Deviant Art, especialmente de JJFWH. También de Google y Sébastien Bukowski
» Foro basado en la saga de Canción de Hielo y Fuego de GRR Martin.
» Sistemas realizados por el anterior usuario del Dios de la Tormenta, a quien agradecemos su impulso y apoyo para con el proyecto.
» Sistema de rumores y envenenamiento realizado por Los Siete.

Siempre hay una primera vez - soliloquio {FB}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Siempre hay una primera vez - soliloquio {FB}

Mensaje por Ysilla Royce el Mar Jul 04, 2017 6:27 am

Siempre hay una primera vez
Yor Royce | Mes I | Mediodía | FB


—Padre me ha comentado que Lady Belmore busca la futura Señora de Lord Belmore en el Valle,— comentó Isabelle mientras bordaba, sus castaños cabellos cayendo a los lados de su rostro. —¿Os imagináis si soy yo la afortunada?— Ysilla se obligó a mantener la compostura y no echarse a reír ante la ridiculez de su compañera. ¿Ella, la futura mujer del Señor del Valle? ¡Jamás! Isabelle era demasiado plana para ello, no solo físicamente sino emocionalmente. Y si bien su cabello era precioso —algo que ella jamás diría en voz alta— su rostro mantenía las manchas de su supervivencia a una enfermedad en su niñez.

—Vos podéis ser la elegida, por supuesto,— comenzó con fingido interés. —Solo espero que nos invitéis a vuestro futuro hogar en el Nido de Águilas,— finalizó con una sonrisa dulce. Aquello jamás sucedería, pero bueno, ¿quién era ella para ir destruyendo los sueños de una pobre y patética chica? Isabelle no estaba destinada a ser la señora del Valle. No, ella estaba destinada a casarse con cualquier simplón y dar hijos como cualquier hija de una casa cabelleriza. Nada más.

Isabelle se ruborizó ante el pensamiento de que ella realmente podría serlo. El resto de las chicas rió y comentó sobre diversas cosas tontas que Ysilla prefirió ignorar.

La mañana pasó entre bordados, te y pastelillos de limón. En alguna ocasión la muchacha observó a su hermano pasar con mala cara hacia la biblioteca; ella sabía muy bien cuanto él detestaba sus visitas. Ysilla era conocida por ser una mariposa social, pues todas las semanas llegaban visitas para ella y siempre tenía algo nuevo que hacer. En esa mañana, por ejemplo, se había dedicado a realizar un bordado para un cojín junto a sus compañeras. El suyo, el más precioso entre todos según sus estándares de belleza, sería para su padre.

—Si me permiten iré a donde padre, regresaré en unos momentos.— Elevó su cojín para que todas lo vieran y una sonrisa de satisfacción se dibujó en sus labios al ver el brillo de la envidia en sus compañeras. ”Eres la mejor entre todas bordando,” había comentado en un hilo de voz alguna de sus compañeras, aunque francamente ella no tenía ni la más mínima idea de quién habría sido. Tampoco le importaba.

Cruzó con gracia los largos pasillos de Piedra de las Runas, su vestido moviéndose ante sus pies como si un halo se tratase. Mantenía sujetado frente a sí el cojín de colores azulosos que regalaría a su adorado padre, y mientras caminó, ignoró a las sirvientas que cruzaban nerviosa frente a suyo. La semana pasada había ocurrido un incidente que ella esperaba que jamás volviera a repetirse, pues una de esas torpes sirvientas le había vertido el té sobre su vestido. Aún podía sentir el calentón en sus dedos de tan fuerte bofetada que había pegado a la pobre y patética criatura.

Entró con una sonrisa al despacho de su padre. —Padre, ¿cómo os encontráis en el día de hoy?— preguntó, acercándose a su escritorio con naturalidad. Conocía aquel lugar como a la palma de su mano. —Mira,— extendió sus manos y le entregó el bordado, —para vos.—

Lord Royce lo tomó y le devolvió la sonrisa, dejando de lado lo que estaba haciendo. —Está muy bien hecho, Ysilla. Vuestro talento no deja de sorprenderme. No tengo dudas que serás una gran esposa, aunque no me agrade la idea de veros marchar de aquí.— Aunque fingiera dulzura con el resto del mundo, con su padre sus sentimientos eran sinceros. Es por ello que tomó las curtidas manos de su padre y las besó con ternura.

—Cuando el momento llegue me aseguraré de poner vuestro nombre en alto, padre. Os prometo.— Se apartó de su padre y dio una vuelta por el despacho, mordiendo su labio inferior mientras él se dedicaba a colocar su nuevo cojín en algún lugar del salón. —He estado pensando, padre, que sería conveniente enviar algún tejido bordado por mi al Nido de Águilas como presente a Lord Belmore.—

—Nunca me he metido en vuestros asuntos como Señora de esta casa, Ysilla. Si vos entendéis que es lo conveniente, hazlo.—

Asintió complacida. —Padre,— Él respondió con un “uhm”. —El padre de Isabelle le ha dicho que Lady Belmore está buscando una doncella en el Valle para ser la Señora Belmore, ¿es cierto?— cuestionó mientras sus delicados dedos se movían por el mapa del Valle que su padre mantenía en una mesa cercana a la ventana.

—Es probable, sí.—

Ysilla lo observó en silencio por unos instantes. Su padre era aún joven y atractivo, ella no entendía como era que él no se había vuelto a casar… aunque así era mejor. Ella no deseaba competir por su atención, tampoco le gustaba la idea de perder el poder de ser la Señora de su casa. —Yo quiero ser la Señora del Valle, padre.—

Yor dejó sobre su escritorio los papeles que había estado leyendo para mirar fijamente a su hija. —No.—

La muchacha frunció el ceño, incapaz de entender lo que él le había respondido. ¿No? ¿Su padre le había dicho que no? ¡No! ¡Eso era imposible! Respiró hondo antes de responder. —¿Por qué no, padre?—
—No me parece un buen candidato para vos.—

Ysilla dejó escapar una risilla nerviosa. —Es el Señor del Valle, padre. No puedo aspirar a más a menos que no desee casarme con el Rey de Poniente.— Una mueca de asco se formó en sus labios.
Su padre no rió. —Es un no, Ysilla. Buscaré otro buen candidato para vos, pero no será un Belmore.— La muchacha abrió sus labios para protestar pero él le ganó. —He dicho que no, Ysilla. Y nada de lo que digáis en estos momentos me hará cambiar de opinión. Y no solos os digo como vuestro padre, sino como vuestro Señor.— La miró seriamente, dejándola impactada. Su padre jamás había reaccionado de esa forma, jamás la había reprendido así.

Ahogó sus deseos de chillar como una niña malcriada. —Nunca has dicho que no a una petición mía, padre…—

—Siempre hay una primera vez, Ysilla. Ahora, si me permitís, tengo cosas que hacer y creo que vos aún tiene visita en el salón.—

Asintió de mala gana y se marchó. Cuando regresó al salón lo hizo fingiendo una flamante sonrisa, además de comenzar a comentar sobre cuán gustoso se encontraba su padre con su regalo y cómo le había prometido entregarle lo que deseara. En secreto, mientras las demás muchachas continuaban bordando, ella se dedicó a realizar un bordado precioso que enviaría al Nido. Su padre no podría oponerse si no sabía nada, tampoco podría decir que no si el propio Señor del Valle deseaba tomarla como esposa.

Ahora solo le faltaba poner un plan en acción.



avatar
Nobleza
Ver perfil de usuario http://leyendadehieloyfuego.forosactivos.com/t1643-ysilla-royce#
Mensajes :
205

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.